Nacional

Para concienciar y proponer medidas para mejorar su abordaje

Nace OBGETIBE, Grupo de Trabajo Ibérico de Enuresis

Aproximadamente medio millón de niños en España padecen enuresis, patología infra diagnosticada e infra tratada

Muy frecuentemente, se relativiza el problema, por lo que es necesario concienciar a familias y profesionales que lo tratan

Con frecuencia no se tienen en cuenta los factores emocionales, obviados tanto por las familias como por los profesionales sanitarios, desembocando en baja autoestima, bajo rendimiento escolar y social o dificultad para las actividades diarias

La Comarca

12/02/2020

(Última actualización: 12/02/2020 22:00)

Imprimir

Expertos en enuresis españoles y portugueses crean el Grupo de Trabajo Ibérico de Enuresis, OBGETIBE, para “analizar la dimensión, importancia y consecuencias de este problema en el entorno ibérico, y diseminar dicha visión para concienciar a la sociedad; revisar las herramientas de diagnóstico y tratamiento disponibles y desarrollables para ayudar a profesionales y pacientes en este entorno; e identificar los falsos mitos y dudas tanto de profesionales de la salud como de pacientes, que contribuyen a esa gran bolsa de niños no diagnosticados y no tratados”.

La enuresis monosintomática primaria, la más común, es el escape repetido de orina solo por la noche, por encima de los 5 años, cuando los niños deberían ser ya capaces de controlarla.

Los expertos han detectado que, muy frecuentemente, se relativiza el problema, por lo que es necesario concienciar tanto a familias como a profesionales que lo tratan. Como resultado de esta baja concienciación nos encontramos con una patología altamente infra diagnosticada e infra tratada, con muchos niños que padecen las consecuencias de no tratarse tempranamente.

“En la constitución de este panel de expertos”, indican los fundadores, “hemos querido representar una visión del entorno real en el que, en cada país (España y Portugal), son tratados los niños que padecen esta enfermedad y, por lo tanto, se encuentra compuesto por especialistas en pediatría, urología, y psiquiatría, ya que el factor emocional no siempre es tenido en cuenta, con la relevancia que se debe, en estos pacientes”.

Coordinados por la Dra. María Isabel Lostal, Servicio de Pediatría, Centro de Salud Amparo Poch, Zaragoza y el Dr. Venancio Martínez, Servicio de Pediatría, Centro de Salud de El Llano, Asturias, expresidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), OBGETIBE está formado por la Dra. María Jesús Sastre, Servicio de Pediatría, Centro de Salud Ensanche de Vallecas, Madrid, Dra. Almudena Sánchez, Servicio de Pediatría, CAP les Hortes, Barcelona, Dr. Javier Quintero, Servicio de Psiquiatría, Hospital Universitario Infanta Leonor, Madrid, Dra. Carmen Ferreira, Servicio de Pediatría, Hospitais da Universidade de Coimbra, Dra. Paula Matos, Servicio de Pediatría, Centro Hospitalar Universitário do Porto, Portugal y Dr. Juan Carlos Ruiz de la Roja. Servicio de Urología, Instituto Urológico Madrileño, Madrid y Presidente de la Asociación Española contra la Enuresis.

Según datos de la SEPEAP “la enuresis afecta al 16% de los niños de 5 años, al 10% de los de 6 años y al 7,5% de los de 10 años de edad”, lo que se traduce en aproximadamente medio millón de niños en España, aun así muchos casos no son correctamente diagnosticados o tratados, debido, apunta el Grupo, a desinformación, vergüenza o falta de concienciación por parte de los padres, que suelen pensar que se solucionará con el tiempo minimizando el problema, o profesionales sanitarios, en muchas ocasiones no suficientemente formados sobre la enfermedad, con escaso tiempo y recursos para profundizar en ella y ofrecer a sus pacientes la atención adecuada.

Diagnosticar correctamente ayuda, no solo a detectar la enuresis, sino a descartar otras posibles anomalías, como hipertrofias de la musculatura vesical, problemas obstructivos, mal funcionamiento de la vejiga, hiperactividad vesical o, incluso, poliuria asociada a la diabetes.

Además, con frecuencia no se tienen en cuenta los factores emocionales de la enuresis, obviados tanto por las familias como por los profesionales sanitarios, que pueden desembocar en una baja autoestima, bajo rendimiento escolar y social o dificultad para las actividades diarias.

Para realizar un correcto diagnóstico deben realizarse pruebas clínicas, conocer la cantidad de orina por micción, el momento de los escapes, número de noches por semana y veces por noche, el volumen miccional máximo diurno (VMMD), así como utilizar herramientas como el diario o los calendarios miccionales. Existen diversas opciones de tratamiento dependiendo de este diagnóstico, que pueden ser conductuales, alarma, desmopresina o anticolinérgicos.

A pesar de que la búsqueda el Internet del término enuresis arroja más de 3 millones de resultados, y de que los padres parecen utilizar esta vía para buscar información, la realidad es que no le conceden la importancia que merece y no consultan con un especialista, lo que indica que no existe una preocupación real al respecto.

El Grupo OBGETIBE desarrollará acciones dirigidas tanto a familias como a profesionales sanitarios dado que ambos perfiles se encuentran implicados.