Puertollano

Con el cultivo de verduras y hortalizas en los huertos ecológicos

El centro de mayores de la calle Torrecilla practica ya la hortoterapia en Puertollano

Contribuirá a que los mayores disfruten de un envejecimiento activo gracias al apoyo del Complejo Industrial de Repsol

La Comarca

07/02/2020

(Última actualización: 09/02/2020 11:51)

Imprimir

Desde cultivar sus propias verduras y hortalizas a conocer más a fondo los huertos y productos ecológicos. Todo esto pueden hacer ya los usuarios del Centro de Mayores 'Margarita Salas' de Puertollano con el proyecto 'CultivaT Torrecilla' que se hace realidad gracias al apoyo del Complejo Industrial de Repsol.

Un proyecto que se ha iniciado con un taller de horticultura en el que en diversas mesas de cultivo se puede plantar, cosechar y podar. “Queremos desarrollar nuestra producción desde la agricultura ecológica por los grandes beneficios que tiene como una mejora calidad de los alimentos y una menor contaminación del medio ambiente”, explicó la trabajadora social, Laura Úbeda.

Este iniciativa busca crear un rincón verde en este centro de mayores en el que la hortoterapia contribuya a que los mayores disfruten de su envejecimiento activo.

Compartir y hacer una ciudad más sostenible

La alcaldesa, Isabel Rodríguez, aseguró que es muy positivo para la ciudad que las personas que acaban una etapa en su vida laboral tengan un espacio para el esparcimiento y puedan desarrollarse de forma personal y seguir compartiendo aficiones no solo entre ellos también con la propia ciudad a través de intercambios con las nuevas generaciones, con escolares o con otras asociaciones.

Un proyecto que calificó como novedoso y muy innovador y que va en la línea de modelo de ciudad que defendemos de “habitable, más sostenible y un ejemplo sencillo pero muy simbólico es este proyecto que hoy presentamos”.

Múltiples actividades

El primer paso es la puesta en marcha de la zona de cultivo a través de este proyecto pero también desarrollar diversas iniciativas como charlas de alimentación saludable, fiesta de la cosecha, degustaciones de los productos cultivados, actividades con escolares, talleres de estimulación junto con la Asociación de Parkinson, etc.

El contacto con la tierra, explicó Ubeda, ayuda a reducir el estrés y mejora el estado de ánimo junto con las funciones motoras de los sentidos y de la memoria y es una buena actividad diaria de ámbito sociocultural a la vez que estrecha los lazos y las relaciones sociales.