Puertollano

Según dictamina el Juzgado de lo Penal Número 1 de Ciudad Real

Absueltos un encargado de discoteca en Puertollano y dos porteros "por negar el acceso a tres jóvenes gitanos"

La sentencia, del 30 de enero, concluye que “no ha quedado acreditado que los encausados sean autores de los hechos que se les imputan”

Mamen Fernández

05/02/2020

(Última actualización: 05/02/2020 20:45)

Imprimir

El Juzgado de lo Penal Número 1 de Ciudad Real ha absuelto a un encargado de discotecas en Puertollano, que atiende a las iniciales, F.L.S.D., así como a dos porteros, T.B.B. y A.B., como autores de un delito contra los derechos fundamentales por el que habían sido encausados y por negar el acceso a tres jóvenes de etnia gitana a locales de ocio de la ciudad.

Contra esta sentencia del 30 de enero del año en curso, a la que ha tenido acceso La Comarca, cabe interponer ante este Juzgado recurso de apelación en la Audiencia Provincial de Ciudad Real en el término de diez días a contar desde el siguiente a su notificación.

El juicio oral por el caso se celebró el día 16 de enero en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, tras producirse una denuncia apoyada por la Fundación Secretariado Gitano de Ciudad Real, que actuaba como acusación particular y solicitaba entre 2 y 4 años de inhabilitación para los acusados así como 12.000 euros de indemnización.

Los acusados negaron los hechos y reseñaron que los porteros no tenían instrucciones de prohibir la entrada a personas gitanas, por lo que la defensa pedía la libre absolución, como así ha sucedido, de manera que según reza la sentencia “no ha quedado acreditado que los encausados sean autores de los hechos que se les imputan”, y además “las declaraciones de los denunciantes/perjudicados han sido ciertamente contradictorias, no solo respecto de las efectuadas por ellos mismos en instrucción sino también y, esencialmente, contradictorias entre sí”.

Los hechos

Los hechos se remontan a septiembre de 2016, cuando, según la acusación, se negó el acceso de entrada a la discoteca a tres jóvenes de etnia gitana, siendo la razón que “no podéis pasar porque mi jefe nos echa la bronca al dejar pasar a gitanos”. Más tarde, los jóvenes lograron entrar con unas amigas a la discoteca y de nuevo, uno de los porteros, les “echó a la fuerza”, delante de toda la clientela, diciéndoles “entended que no podéis pasar porque si mi jefe nos pilla, nos echa la bronca”. Los jóvenes solicitaron una hoja de reclamaciones y los porteros apelaron a que “no os la damos por ser gitanos” y añadió “si llamáis a la policía vais a tener lío”.

Esa misma madrugada el portero volvió a negar la entrada al local a otros dos jóvenes de etnia gitana, por la misma instrucción dada por su jefe de no dejar pasar a gitanos, diciéndoles expresamente que “no podéis pasar porque sois gitanos”.

Los jóvenes trasladaron el caso a la Fundación Secretariado Gitano y asimismo, aseguraron que no era la primera vez que pasaba, que tenían constancia de que en esa discoteca no dejaban entrar a personas gitanas. Desde la FSG se decidió llevar adelante la denuncia ante los tribunales como litigio estratégico, y acompañar a las víctimas durante todo el proceso. Se presentó denuncia a la Fiscalía Provincial de delitos de odio y discriminación de Ciudad Real, que realizó una investigación y la trasladó al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción correspondiente. El Juzgado tomó declaración a las víctimas y a los investigados y remitió el procedimiento al Juzgado de lo Penal de Ciudad Real para que lo juzgara.