Nacional

En el sector agrario

Unión de Uniones pide que Gobierno y Congreso estudien las consecuencias del Brexit y tratados como el de Mercosur

Los Estados miembro deberían ratificar este acuerdo en 2020

En sectores sensibles como el pollo o el vacuno los costes productivos en España son muy superiores a los de Brasil o Argentina

A los efectos de este tipo de acuerdos, se acumulan las incertidumbres generadas por el Brexit para nuestras producciones

La Comarca

31/01/2020

(Última actualización: 01/02/2020 14:44)

Imprimir

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras revisar una serie de trabajos presentados ante el Parlamento Europeo sobre el acuerdo UE-Mercosur, reclama al Gobierno que defienda los intereses de los agricultores y ganaderos estatales en el seno de las Instituciones europeas, analice en profundidad las consecuencias que tendrá este acuerdo para la economía agraria española y que éstas se analicen también en una Comisión Parlamentaria sobre Tratados Comerciales que la organización ha pedido que se constituya en las Cortes.

En el principio de acuerdo, firmado en junio de 2019, se consideraron como productos sensibles ocho productos – la carne de vacuno, de pollo, de porcino, el etanol, el azúcar, el arroz, el maíz dulce y la miel - los cuales representan un importante peso dentro del valor de la producción de la rama agraria española, en concreto, un 30% del total producido a nivel estatal.

En Europa se produce más caro por los altos estándares medioambientales y laborales

Actualmente, existe una notable diferencia entre ambos bloques en cuanto a los costes de producción agrarios. Estas diferencias se deben a varios factores, entre ellos, el precio de la mano de obra, que volverá a subir con el incremento del Salario Mínimo Interprofesional, y los costes adicionales derivados de las exigencias europeas sobre el medioambiente y clima, el bienestar animal y la seguridad alimentaria. “Los europeos hemos decidido tener un modelo agrario sostenible y ético” manifiestan responsables de Unión de Uniones, “y, sin embargo, lo dejamos desprotegido frente a lo que nos viene de fuera sin esas garantías”

El diferencial de costes, confirmado por los estudios de la Universidad de Wageningen (Países Bajos), es importante en las producciones afectadas por el acuerdo. Así, producir un kilo de pechuga de pollo en la UE cuesta 3,32 euros, mientras que en Brasil supone 2,07 € o en Argentina 2,72 €. En lo que respecta a España, el estudio estima que el coste de producir un kilo de pollo, en términos de peso vivo, es un 30% mayor que en Brasil y un 15% mayor que en Argentina.

Unión de Uniones también ha constatado estas diferencias en el caso de la carne de vacuno. Los datos revisados muestran que el coste medio de producción de terneros para cebo en España se sitúa en los 3,86 €/kg, mientras que en Argentina se sitúa en 1,61 €/kg y en Brasil en 2,04 €/kg.

“Los ganaderos brasileños o los argentinos no son más listos que nosotros, ni hacen mejor las cosas… simplemente su sistema productivo no está tan condicionado como el nuestro” explican desde la organización, colocando a estos sectores en la imposible situación de competir frente a las 180.000 toneladas de ave o las 166.000 toneladas de vacuno que entrarían en la UE gracias a las reducciones arancelarias si el acuerdo Mercosur se hace realidad.

Asimismo, el acuerdo se “olvida” de otros productos sensibles a la liberación del mercado con Mercosur, como son los cítricos y los zumos, claves en la estructura productiva española.

Por todo ello, la organización reclama que quien tiene que dar luz verde a este acuerdo en nombre del Estado español, el Parlamento, cuente con un estudio pormenorizado de las consecuencias que podría tener en el sector agrario estatal y que éstas se estudien en una Comisión especial creada en las Cortes al efecto para debatir este tipo de tratados, en la que se propongan también al Gobierno soluciones para compensar sus consecuencias.

Las incertidumbres del Brexit

A los posibles efectos de este tipo de acuerdo, se une también la incertidumbre generada por el Brexit, que acabará hoy por materializarse. En este sentido, el haber llegado a un acuerdo de libre comercio sin aranceles de ningún tipo entre la UE y Reino Unido debería ayudar que se mantengan los flujos comerciales. Unión de Uniones recuerda que España exporta cuatro veces más de lo que importa a este país y habrá que esperar a ver cómo funciona el acuerdo de salida. En la agenda de la Comisión Parlamentaria solicitada por Unión de Uniones, igualmente debería estar el seguimiento de las consecuencias del Brexit para el sector agrario español.

La organización está preocupada, por ejemplo, porque Reino Unido pueda convertirse, aprovechándose de ese acuerdo, en un punto por el que, mediante operaciones triangulares, las producciones de países terceros entren al mercado de la Unión Europea sin control; situación sobre la que las autoridades europeas deberían mantenerse muy vigilantes.