Región

Cree que los nueve diputados del PSOE-CLM "son cómplices"

Alía exige a García-Page "que admita su error al permitir un Gobierno de extrema izquierda con Sánchez e Iglesias al frente y con Bildu y ERC tomando decisiones"

Pregunta a García-Page "qué le parece que los socios de gobierno de Sánchez, gobierno al que apoyaron con su voto, Podemos, ERC y Bildu, se manifiesten en defensa de los derechos de los presos etarras"

Valora positivamente "la encuesta publicada por ABC en la que se demuestra que la coherencia y lealtad a sus ideas y la defensa de la unidad de España y la Constitución que hace el PP y Pablo Casado le hacen subir en intención de voto"

La Comarca

12/01/2020

(Última actualización: 13/01/2020 09:14)

Imprimir

La senadora del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Pilar Alía, ha exigido este domingo al presidente de la Junta y secretario general de los socialistas en la región, Emiliano García-Page, que admita el error cometido por él y sus nueve diputados nacionales al permitir un gobierno de extrema izquierda en España en el que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias son las cabezas visibles pero en el que Bildu y ERC son los que toman realmente las decisiones.

Así lo ha detallado la senadora durante su asistencia al San Antón Solidario de la localidad toledana de Gálvez en el que ha estado acompañada por el alcalde y presidente del Grupo Provincial del PP en la Diputación de Toledo, Manuel Fernández, así como por otros cargos de los populares en la provincia de Toledo.

En primer lugar, la senadora toledana ha preguntado a Page qué le parece que el socio de gobierno de Sánchez, Podemos, al que Page y sus diputados han apoyado con sus votos, se manifestase ayer en el País Vasco junto a sus otros socios, Bildu y ERC, en defensa de los presos etarras. Alía ha asegurado que si Page o cualquiera de sus diputados nacionales no condena “inmediatamente” esta acción serán cómplices directos de la misma.

Por otro lado, Pilar Alía ha mostrado su preocupación por la deriva del nuevo Gobierno de Sánchez, plegado por completo a Podemos, independentistas catalanes y Bildu, en el que Castilla-La Mancha verá como sus decisiones se toman desde una mesa en la que están sentados esos partidos y en la que también tienen mucho que decir otros territorios a los que Sánchez debe favores, por encima de nuestra tierra.

“La traición a Castilla-La Mancha que han consumado los diputados nacionales que Page tiene en el Congreso, se va a comenzar sentir en la economía regional con los primeros pasos del Gobierno de extrema izquierda de Sánchez, que priorizará a los territorios con los que tiene acuerdos por encima del resto”, ha aseverado la senadora toledana que ha añadido que “los culpables tienen nombre y apellidos y están dirigidos por Emiliano García-Page”.

Alía ha mostrado su decepción al comprobar que Page, lejos de arrepentirse de su decisión y en una “huida hacia delante”, ha decidido volver a su habitual proceso de limpieza de imagen en los medios nacionales, a pesar de que “lo han pillado en sus contradicciones” y ahora se ha hecho viral por decir un día una cosa pero hacer la contraria de inmediato.

“Los castellano-manchegos tenemos que soportar la vergüenza de ver a nuestro presidente de la Junta en un vídeo que circula por toda España mintiendo y quedando en evidencia por su fea costumbre de dar titulares de prensa y hacer otra cosa totalmente diferente”, ha lamentado la senadora.

Valoración encuesta ABC

Por último, Pilar Alía ha valorado positivamente la encuesta que ha publicado este domingo el diario ABC en el que el Partido Popular se sitúa a una distancia de seis escaños del PSOE y en la que el presidente nacional de la formación, Pablo Casado, es el líder nacional mejor valorado.

La senadora ha señalado que los pactos de Sánchez ya le están pasando factura al PSOE y que ha quedado muy claro que el PP es el único partido coherente y fiel a sus ideas y a la defensa de la unidad de España y del orden constitucional. Un partido, según ha continuado Alía, con un líder al frente como Pablo Casado que ha mostrado su responsabilidad con España y los españoles frente a la deriva radical de Pedro Sánchez.