Puertollano

Tras conocerse la muerte del escritor y periodista rabanero

Puertollano: El escritor Javier Márquez rinde homenaje a Manuel Muñoz, "un hombre bueno" (con vídeo)

Ha compartido en sus redes sociales en su memoria el programa ‘Tacones Rojos’, emitido en noviembre del año 2018 en Onda Cero e Imás TV, en el que el periodista asistió como invitado

La Comarca

06/01/2020

(Última actualización: 06/01/2020 21:06)

Imprimir

El escritor puertollanense Javier Márquez, tras conocer la muerte del escritor y periodista, Manuel Muñoz, ha querido rendirle un homenaje a lo que él mismo considera “un hombre bueno”, y ha compartido en sus redes sociales en su memoria el programa ‘Tacones Rojos’, emitido en noviembre del año 2018 en Onda Cero e Imás TV, en el que asistió como invitado.

Mi homenaje a un hombre bueno

Conocí a Manuel Muñoz Moreno hace ahora apenas poco más de un año, fue en el Club de Lectura de nuestra población hermana, Argamasilla de Calatrava, en donde tuvieron a bien elegir mi libro como el primero en leer conjuntamente en grupo por ese Club, ahora ya afortunadamente consolidado. Entre el resto de amables y cordiales lectores me llamó inmediatamente la atención las palabras sabias y pausadas de un hombre que, desde detrás de ese bigote que le hacía parecer más serio de lo que en realidad era, pues su simpatía era excelsa, nos ilustraba con sus conocimientos literarios y con su paciencia de pedagogo vocacional. A pesar de la ligera diferencia de edad y de estilo estético, hicimos migas y nos caímos bien desde el principio. La literatura es universal y no conoce de prejuicios.

En breve descubrí que tenía un inmenso y prestigioso currículum profesional: licenciado en periodismo, director del semanario de información “El Manchego”. Dirigió la publicación “La Mancha”, jefe del gabinete de prensa del Ayuntamiento de Puertollano y de la Diputación Provincial de Ciudad Real, así como jefe del servicio de la Imprenta Provincial y director del Boletín Oficial de la Provincia… y, por supuesto, POETA.

Al poco tiempo tuve la inmensa suerte de que aceptara mi invitación para asistir a mi programa TACONES ROJOS que hago en Onda Cero e Imás TV y del que dejo enlace más abajo. Allí nos instruyó sobre múltiples materias literarias y nos contó el porqué la auténtica Cueva de Medrano original de la que habla Cervantes en El Quijote es la de Argamasilla de Calatrava. También nos ilustró sobre la maravillosa ascendencia rabanera del Gran Capitán. Allí recibí autografiado su libro de poemas “Hojas Rojas” que desde entonces guardo en un lugar muy especial de mi biblioteca (junto a los ejemplares de mi propio libro).

A principios de Enero del año 2019 presenté mi libro en el Ayuntamiento de Argamasilla acompañado por la Alcaldesa y la Concejala de Cultura rabaneras y allí, junto a Luisa Gallardo y Pepa, el bueno de Manuel me dedicó unas palabras que aún hoy conservo en mi memoria, además de que me regaló los apuntes que usó para su exposición. Entre otras cosas agradables, me alabó diciendo: que soy poliédrico con una inquietud enorme, que me apreciaba como persona por mi forma de hacer y ser con los demás, que no pierdo nunca la sonrisa y la mantengo por encima de cualquier drama o nerviosismo, que mis relatos eran pequeñas delicias para saborear, y que trataba a mis personajes con delicadeza y sensibilidad y que en el Club de Lectura me querían como a uno más de ellos…

Manuel, esta tarde, los que teníamos la suerte de tener tu contacto y tu cercanía, hemos recibido un golpe terrible desde tu propio guasap; con elegancia y tu talento literario habías dejado escrito que “emprendes tu vuelo como la hoja roja del manzano sin dueño”, y nos comunicas que “nos vemos en otros lejanos soplos, siempre mejores, siempre futuros, en nuestro vuelo sobre el viento caprichoso”.

Admirado poeta, que sepas que hoy sí se me ha borrado la sonrisa pero que tengo intención de recuperarla muy pronto pues te prometo que desde mi humilde creatividad musical escribiré una bella canción usando uno o varios de tus poemas y que cuando esté terminada (sin prisa pero sin pausa, tú mejor que nadie sabes que las musas nos visitan cuando ellas desean) la cantaremos al viento para que este, en su inmensidad, las lleve a tus oídos de eminente rimador allá donde te encuentres.

Que la tierra te sea leve, amigo.

Javier Márquez, 2020