Manzanares

Dos millones y medio más gastan los ciudadanos en obras

El Ayuntamiento de Manzanares implanta la gestión electrónica de licencias de obras y actividad para agilizar trámites

La concejal de Obras ha anunciado todos los cambios normativos y de procedimiento que se están llevando a cabo en el área técnica con el fin de mejorar los tiempos de respuesta; además ha señalado que ha habido un incremento de gasto en obras de la ciudadanía de más de dos millones y medio de euros

La Comarca

04/12/2019

(Última actualización: 04/12/2019 21:37)

Imprimir

La concejal de Obras del Ayuntamiento de Manzanares, Isabel Díaz-Benito, ha informado de los cambios normativos y de procedimiento llevados a cabo en el área técnica para agilizar los tiempos de respuesta, optimizar los recursos y mejorar la eficiencia en la concesión de licencias. Según la edil manzanareña, desde el inicio de la presente legislatura se han adoptado varias medidas para erradicar esos inconvenientes que “suponen una preocupación importante en nuestros vecinos y vecinas, inversores, promotores y quienes deciden abrir un negocio o realizar una obra en la ciudad”.

Especialmente, minimizar el tiempo de respuesta y simplificar y agilizar el trámite ha sido el principal objetivo a conseguir con estos cambios que durante las últimas semanas se están comenzando a materializar.

Desde el mes de marzo se ha implantado de manera definitiva la administración telemática en el Ayuntamiento, adaptándose a la ley 39/2015 de Procedimiento administrativo, “implantando la gestión electrónica de todo tipo de trámites y gestión de licencias de obra menor, mayor, y licencias de actividad”. Las mismas, ya pueden gestionarse directamente desde cualquier dispositivo con acceso a Internet las 24 horas del día y desde cualquier punto de España; esto facilita la comunicación entre la ciudadanía y el Ayuntamiento, “además de eliminar el papel en cualquier tipo de trámite, y agilizar los tiempos de respuesta”.

En los próximos días entrará en vigor la rebaja de la tasa por reposición de vía pública, que hasta ahora se debía depositar como garantía y aval para las obras que afectasen a la vía pública, “vamos a reducir el coste de ese importe de 40 euros a 30 euros metro líneal en vía pública, excepto áreas o vías peatonales”, ha detallado Díaz-Benito. Del mismo modo, se limitará esta cantidad a 800 euros por obra, “de forma que se reduzca de forma considerable el agravio económico que puede suponer para un ciudadano el depósito de esta cantidad que hasta ahora no tenía límite, y podía incluso ser mayor que el coste de la obra”.

En cuanto a la documentación requerida para la concesión de licencias urbanísticas, y adecuándose a la ley actual, se han simplificado los documentos requeridos, “ya no es necesario acreditar la propiedad sobre la que se pide esta licencia”, y en las licencias de primera ocupación se ha simplificado y reducido la documentación exigida para emitir un pronunciamiento positivo.

En esta misma línea, en el caso de transmisiones o cambios de titularidad de negocios se reduce el trámite a una gestión de carácter administrativo y temporalidad “prácticamente inmediata”.

Aumenta la inversión ciudadana en obras en Manzanares

Durante el año 2019, y a falta de contabilizar el mes de diciembre, el Ayuntamiento de Manzanares ha expedido un número similar de licencias de obras menores y mayores al de otros años. Sin embargo, “la inversión solicitada varía de 3.264.000 euros a 5.826.000 euros”. Un incremento de más de dos millones y medio de euros que para la concejala de Obras es síntoma “de un muy buen indicador económico de la ciudad”.

Estos datos no incluyen las cuantías relativas a las plantas fotovoltaicas, que rondan la inversión de 320 millones de euros.

Nueva ordenanza reguladora de obras menores

Isabel Díaz-Benito también ha desgranado la nueva ordenanza reguladora de obras menores sujetas a control posterior, y exentas de licencias de obra. Entrará en vigor el 1 de febrero tras su aprobación en el pleno de noviembre.

“Supone la liberalización de concesión de licencia urbanística previa para una cantidad de licencias de obra menor”. De este modo, un ciudadano o ciudadana sólo deberá registrar una declaración responsable describiendo la obra menor a ejecutar y realizar una autoliquidación de la tasa y el ICIO, “y de forma inmediata ya puede realizar la obra. No necesitar recibir ninguna autorización previa”, resaltaba la edil.

Las obras que se podrán realizar con este procedimiento serán aquellas no incluidas en zonas o edificios protegidos, que no supongan el uso de andamios o plataformas elevadoras en la vía pública, o no suponga cambios en la distribución de las viviendas. “Van a realizarse con este procedimiento aproximadamente el 70% de las licencias de obra menor, acelerándose de forma muy importante, y agilizando plazos para su ejecución”.

Normativa en el suelo rústico

Entre los cambios normativos más importantes se encuentra el de aplicación de la normativa urbanística en el suelo rústico. En Manzanares, debido a la carencia de un reglamento específico que desarrolle la normativa y los parámetros urbanísticos de esta clase de suelo, se estaba aplicando el Plan General Municipal de Ordenación Urbana de 1976, “plan general con unos requisitos de ocupación, superficie máxima para usos e intensidades mucho más restrictivo que la posterior ley urbanística de carácter regional (LOTAU), aprobada en 2003”.

Gracias a la nueva instrucción, a partir de ahora se aplicará lo que marca la LOTAU, “y que permitirá una ocupación de la parcela de hasta el 10% en función del uso permitido”.

Unificación de términos y parámetros

Por último, la responsable de Obras ha informado de estar tramitando y preparando una revisión del Plan de Ordenación Urbana con el que “clarificar y corregir” conceptos que no están claros, e incluso pueden ser contradictorios en el propio Plan. Así, se repasará todo lo relativo a instalación de sistemas de aire acondicionado, la ampliación de algunos usos que estaban limitados según la morfología urbano, se definirá el uso de las cocinas camperas, se ampliarán las posibilidades constructivas de las cubiertas en viviendas unifamiliares o se definirán más claramente las posibilidades estéticas de la zona histórica. Asimismo se fusionarán las terminologías y usos que se encuentran definidos de forma diferente entre el POM y el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos.

La edil manzanareña ha aprovechado la rueda de prensa para agradecer al personal municipal su trabajo, máxime “con la carga de trabajo que han supuesto, y suponen, las plantas fotovoltaicas”, de las que 6 ya tienen licencia de obras y calificación urbanística, y en pocos días dos más las conseguirán.