Ciudad Real

Reclaman "personal y trato digno a los mayores y discapacitados"

Nueva concentración de trabajadores de Bienestar Social en Ciudad Real

La movilización ha sido este miércoles ante la Residencia Nuestra Señora del Carmen

La Comarca

04/12/2019

(Última actualización: 04/12/2019 21:37)

Imprimir

La Residencia Nuestra Señora del Carmen de Ciudad Real ha sido este miércoles el lugar elegido por el comité de empresa de la consejería de Bienestar Social en la provincia para evidenciar su malestar, junto a trabajadores y residentes, ante la falta de personal y reclamar un trato digno a las personas mayores y discapacitados que están en los centros de Bienestar Social de la provincia de Ciudad Real.

Estas movilizaciones se han realizado anteriormente en la Residencia “Gregorio Marañón, “Las Pocitas del Prior”, de Puertollano, y el próximo día 11 de hará otra concentración en el Gadiz Guadiana1, de la capital, para dar visibilidad al problema existente y reiterar la necesidad urgente de mejorar la asistencia a los mayores e incrementar las plantillas.

Para este comité de empresa, representante de más de 800 trabajadores en los diferentes centros de Bienestar Social de Ciudad Real, que acogen a unos 650 residentes, con muy diversas necesidades, el perfil de las personas que residen en nuestras residencias ha cambiado en los últimos años, pasando de un porcentaje mínimo de asistidos a tener centros con un 90% de grandes dependientes.

Esta situación redunda en una necesidad de asistencia mayor, pero las plantillas no solo no se amplían para cubrir estas nuevas necesidades, como se le ha propuesto en numerosas ocasiones a la Junta de Comunidades como Administración competente, sino que se ven mermadas por la falta de cobertura continuada de bajas y vacantes.

Ante esta situación que se agrava día a día y tras debatirse entre los trabajadores y sus representantes, este comité de empresa, presidido por CSIF, ha decidido iniciar estas movilizaciones, a las que se invita especialmente a los familiares y amistades de las personas residentes, que conocen la situación de los centros, y a la totalidad del personal laboral y funcionarios de la Junta de Comunidades.