Puertollano

Final a partido único ante el Socuéllamos en el Paquito Jiménez este miércoles a las 20:00 horas

El Calvo Sotelo Puertollano quiere poner la guinda a su buena racha levantando la Copa Diputación

Los mineros intentarán dar continuidad a su buen estado de forma ante un rival que marcha segundo en Liga y que tan solo ha perdido un partido esta temporada

Javier Rubio

03/12/2019

(Última actualización: 04/12/2019 08:25)

Imprimir

Todos soñamos con jugar una final. Desde que, siendo niños, nos imaginamos asumiendo la responsabilidad en el patio de nuestra casa con un balón de plástico en el momento clave para hacernos con el campeonato. Desde que nos damos cuenta de que llegar a una final significa que otros muchos no han podido hacerlo. Una final es una final, siempre algo importante. Y el Calvo Sotelo Puertollano tiene la oportunidad de alzarse con la Copa Diputación a partido único este miércoles a las ocho de la tarde en el estadio Paquito Jiménez de Socuéllamos ante el equipo local.

Y es que llegar a una final no solo trae consigo el placer de disputarla, sino que además nos da la posibilidad de ganar un título. Muchos futbolistas, cientos de miles, se retiran sin conseguir entorchado alguno a lo largo de su carrera deportiva. A los mineros, sin embargo, se les presenta una oportunidad de oro para levantar un trofeo que les permita dar continuidad al buen momento de forma que viven en Liga tras encadenar tres victorias consecutivas que le sitúan en quinta posición, a tan solo un punto de los playoffs de ascenso.

Además, de cara a este partido, Darío Martín podrá permitirse el lujo de contar con sus mejores jugadores. A lo largo de la Copa Diputación, el técnico azul ha rotado con asiduidad anteponiendo claramente la competición liguera a este torneo, algo totalmente lógico ya que Martín sabe perfectamente cuándo se juegan las habas los suyos. Sin embargo, el próximo fin de semana la Tercera División descansa y por lo tanto los de Puertollano no tendrán que preocuparse por dosificar energías ya que el próximo partido de competición oficial no llegará hasta el próximo 15 de diciembre.

El Socuéllamos, sin embargo, en absoluto será un rival sencillo tal y como evidencia el hecho de que marche segundo en la clasificación liguera. Los del Paquito Jiménez, además, tan solo han perdido un encuentro en lo que va de temporada y tiene entre ceja y ceja el ascenso a Segunda B que el año pasado dejaron escapar en las eliminatorias a pesar de ser campeones de grupo. De cara a ganar moral ante tal objetivo, la Copa Diputación se presenta apetitosa para ellos, sobre todo porque se disputa ante su gente.