Provincia

Organizadas por el Ayuntamiento de Granátula con la colaboración de SIA España y la ONG Misión Humanitaria

Granátula de Calatrava acoge este domingo las III Jornadas ‘Sendero Internacional de los Apalaches en Tierras de Calatrava’

Una actividad que quiere dar a conocer a los participantes qué es el relieve apalachense y sus manifestaciones en la provincia de Ciudad Real, así como el sendero internacional

La Comarca

14/11/2019

(Última actualización: 14/11/2019 20:58)

Imprimir

Este domingo se van a celebrar en la localidad manchega de Granátula de Calatrava las III Jornadas ‘Sendero Internacional De Los Apalaches En Tierras De Calatrava’, una actividad que quiere dar a conocer a los participantes qué es el relieve apalachense y sus manifestaciones en la provincia de Ciudad Real, así como el sendero internacional.

El programa comenzará con recepción de los participantes a las 9:30 horas en la oficina de turismo de la localidad para continuar con la inauguración de las jornadas por parte del alcalde de Granátula, Félix Herrera, acompañado por la presidenta nacional del Sendero Internacional de los Apalaches, Ruth Hernández, quien dará una peque introducción al relieve apalachense, continuando con una ruta senderista de dificultad media baja hasta el Volcán 'Cerro Gordo' donde se tiene previsto realizar una a visita guiada a este volcán visitable y musicalizado, único en España.

Para finalizar la jornada la organización preparará una degustación de productos típicos del Campo de Calatrava.

La inscripción se puede realizar por Whatsapp al teléfono 621207627 del Ayuntamiento de Granátula.

La misión del Sendero Internacional de los Apalaches es crear, desarrollar y mantener un sendero de largo recorrido que se extienda más allá de las fronteras geográficas de las regiones que formaron parte de las montañas Apalaches formadas hace más de 400 millones de años, poniendo en contacto personas y lugares alejados miles de kilómetros, pero con un origen común.

El fin principal es promover el patrimonio natural y cultural de las regiones por las que discurre el sendero ayudando al desarrollo económico de las mismas, a la fijación de población, bajo una planificación sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Eligiendo los senderos más representativos de cada país que den un valor cultural e histórico único al sendero.