Puertollano

En una nota de prensa

CSIF denuncia la “subrogación encubierta que vende a los usuarios el Ayuntamiento de Puertollano tras despedir a monitores del PMD”

El sindicato critica la privatización del servicio que ha reducido los sueldos de los trabajadores entre 400 euros y 600 euros mensuales

La Comarca

12/11/2019

(Última actualización: 12/11/2019 22:13)

Imprimir

El sindicato CSIF ha denunciado en una nota de prensa la “subrogación encubierta” que ha realizado el Patronato Municipal de Deportes (PMD) del Ayuntamiento de Puertollano, que “intenta vender a los usuarios tras los despidos que han seguido a la lucha de los trabajadores para conseguir sus derechos laborales recurriendo a los juzgados y consiguiendo así contratos indefinidos”.

El PMD, manifiestan, “haciendo caso omiso del art. 44 del Estatuto de los Trabajadores, despide e indemniza a estos trabajadores para evitar responsabilidades de subrogación a la empresa entrante, Ebone Servicios, utilizando una subrogación encubierta y contratando a los mismos monitores, pero con condiciones mucho peores”.

En este sentido, el sindicato asegura que tras la recogida de más de 1.100 firmas contra la privatización de los servicios de monitores, el Ayuntamiento de Puertollano, “una vez más, mira para otro lado evitando la subrogación de los trabajadores y pagando con dinero público las responsabilidades de la empresa privada”.

CSIF no entiende “la inquina hacia los monitores afectados, que con tanta profesionalidad han trabajado, alguno hasta 10 años, para dar el mejor servicio a los ciudadanos de Puertollano. Esta inquina evitaba que tuvieran una estabilidad como cualquier trabajador, utilizando contratos en fraude de ley y teniendo que buscar soluciones en los juzgados”.

Además, y tras dar la razón los juzgados a los trabajadores, dice CSIF, el PMD decide “privatizar para una vez más evitar la estabilidad de los trabajadores, poniendo como excusa la ‘estabilidad presupuestaria del Ayuntamiento’ cuando estamos hablando de salarios de menos de 920 euros (pagas dobles incluidas) que cobraban estos trabajadores”.

“La solución a la ya famosa ‘estabilidad presupuestaria’ se ha dado en este caso mediante la privatización del servicio, y contratando la nueva empresa a algunos de los monitores aprovechándose de su experiencia y formación, pero con salarios y jornadas laborales irrisorias”, manifiestan.

Pérdida de hasta 600 euros mensuales

Como ejemplo de esta situación, mantiene CSIF que “nos encontramos con determinados trabajadores del PMD y que mediante contrato nuevo de Ebone Servicios tienen unas condiciones de trabajo muy por debajo a las que tenían, hasta tal punto de perder una cotización de hasta 20 horas semanales y con su respectiva pérdida de poder adquisitivo de entre 400 euros y 600 euros mensuales”.

Finalmente, el sindicato informa de que las “necesidades personales de algunos de estos trabajadores les han obligado a aceptar estas condiciones laborales precarias y ante todo ello”, CSIF se pregunta “¿quién es el beneficiario de todo esto? ¿Los trabajadores con su pérdida de condiciones? ¿El Ayuntamiento con el pago de indemnizaciones? ¿Los usuarios con la reducción de personal? ¿La empresa entrante que conseguirá beneficios mediante el ahorro de responsabilidades y reducción de salario y jornadas laborales de los trabajadores?”.