Región

Informe de morosidad

ATA: Las tres administraciones siguen incumpliendo el periodo de pago legal

Murcia (76 días) y Cantabria (71 días) son las administraciones autonómicas que más tarde pagan a sus proveedores

Galicia y Canarias, comunidades cuyas administraciones autonómicas pagan de media a sus proveedores en 19 días y destacan por pronto pago. Castilla y León, Asturias y Andalucía no sólo no han incrementado su media de plazo de pago si no que cumplen con la Ley al abonar sus facturas en un periodo aproximado de 26, 25 y 20 días respectivamente.

La diputación de Cuenca, (4 días) la que antes paga a sus proveedores autónomos. Valencia (51 días de media) la que más tarda

Las administraciones locales duplican el periodo de pago legal. Son las que peor pagan con 78 días de demora

Jaén (582) el municipio que más tarda en pagar dentro de los grandes municipios. Zamora y San Fernando los que menos (7 días)

Los peor pagadores: Jaén (542 días), Jerez de la Frontera (320 días) y Granada (207 días)

Las empresas de más de 1.000 trabajadores, las que más tardan en pagar a sus proveedores (115 días, de media). Entre autónomos las facturas se pagan en 42 días de media

La Comarca

06/11/2019

(Última actualización: 11/11/2019 15:50)

Imprimir

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos ATA ha realizado un nuevo informe sobre los periodos medios de pago comparando las medias de plazos de pago del primer semestre de 2019 y el cierre de agosto de este mismo año. Cabe destacar que las tres administraciones (local, regional y nacional) incumplen los periodos de pago legales, que se establecen en 30 días aunque en los últimos meses la administración central ha hecho un esfuerzo para reducir esos plazos y ha reducido un 10% su demora.

La media de los periodos de pago de las administraciones autonómicas durante el primer semestre de 2019 se fijaban en 35 días y a cierre de agosto de 2019 la media se ha incrementado a 40 días. Supone un 14,3% de espera más. La media de la administración local, que es para la que trabajan la mayoría de los autónomos, duplica es periodo de pago establecido por ley y abona sus facturas en 78 días. Esta espera se ha incrementado desde el primer semestre de este año cuando la media era de 65 días. Es un incremento en un 20% de tiempo de espera y lo que antes era una espera de 9 semanas ha pasado ahora a 11.

Murcia, Cantabria y Castilla- La Mancha las que más tarde pagan a sus proveedores

El informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos se centra en primer lugar en analizar los periodos medios de pago de las administraciones regionales con los trabajadores autónomos.

De los periodos medios de pago que se registraban en los seis primeros meses de 2019 a los de cierre de agosto los autónomos que han emitido una factura por un trabajo o servicio a alguna empresa de la administración autonómica de Murcia han tenido que esperar 76 días para cobrar sus facturas y la que más ha incrementado este periodo medio de pago ya que la media del semestre era de 40 días. Esta comunidad es la que más tarda de media en pagar a sus proveedores, pasando de largo el doble del plazo que marca la ley.

Cantabria vuelve a tener serios problemas a la hora de pagar a sus proveedores. Si a cierre de semestre destacábamos que como la administración regional había hecho un esfuerzo y había logrado reducir sus periodos medios de pago a los autónomos pasando del primer trimestre de 2019 de una media de 90 días hasta los 56 actuales, hay que lamentar que ha vuelto de incrementarse hasta los 71 de media en agosto de 2019. El incremento de un 26,8% es el cuarto mayor incremento en el periodo analizado de las administraciones regionales.

Castilla- La Mancha es la tercera administración regional que más tarda en pagar con 57 días de media, y por lo tanto, con un periodo medio de pago que supera los 40 días de media total regional. Además es un incremento del 32,6% con respecto al análisis anterior.

La Comunidad Valencia, aún por encima de la media paga de media en 53 días (dos días más tarde que la media del semestre), y en quinto lugar e incumpliendo los plazos que marca la Ley se sitúan las Islas Baleares (48 días de media).

También por encima de lo que marca la Ley (30 días de plazo) y por encima de la media regional esperan los proveedores autónomos que realizan sus trabajos a las administraciones de La Rioja, con un periodo medio de pago de 45 días y Madrid con 43 días (y el segundo mayor incremento porcentual desde el primer semestre pasando de cumplir la Ley a pasar a pagar de media en 6 semanas).

Castilla y León, Asturias y Andalucía no sólo no han incrementado su media de plazo de pago si no que cumplen con la Ley al abonar sus facturas en un periodo aproximado de 26, 25 y 20 días respectivamente.

El resto de comunidades autónomas sí pagan en tiempo y forma a sus proveedores autónomos. Destacan por pronto pago Galicia y Canarias, comunidades cuyas administraciones autonómicas pagan de media a sus proveedores en 19 días.

La diputación de Cuenca, (4 días) la que antes paga a sus proveedores autónomos

El informe sobre la morosidad pública que periódicamente elabora ATA se fija también en los tiempos de demora de las diputaciones provinciales (cabildos insulares en el caso de Canarias y consejos insulares en el de Islas Baleares) con los autónomos. A cierre agosto de 2019, la diputación de Cuenca, destaca una vez más, por su celeridad a la hora de pagar los trabajos realizados por los autónomos y lo hace en una media de 4 días. Por debajo de los 10 días pagan también las diputaciones de Zamora (6 días y la mitad de tiempo que de media tardaba en el primer semestre del año), y Castellón, Girona, Burgos y Zaragoza que lo hacen de media en una semana. Añadamos que estas provincias ya cumplían la Ley en el primer semestre y han mejorado su media incluso reduciéndola a la mitad.

A pesar de la buena media de Castellón (7 días de media) y que la diputación de Alicante paga dentro de plazo (15 días) la diputación de Valencia es la diputación que más tarde paga de toda España, abonando sus facturas con una media de 51 días de espera, dos días antes que en el primer semestre de 2019, pero muy por encima de los 30 días que marca la Ley. Tras la de Valencia, destaca por la tardanza en pagar el Consejo Insular de Ibiza (49 días), el de Lanzarote (48 días) y la Diputación de Granada (47 días).

A pesar de que el informe pone de manifiesto que como norma general las diputaciones - de las que dependen muchos autónomos – suelen ser buenas pagadoras, además de las ya mencionadas hay varias que incumplen con los 30 días de pago que establece la Ley de Morosidad: el cabildo insular de Tenerife y el de El Hierro, que tardan 38 días en pagar las facturas presentadas por los proveedores autónomos, las diputaciones provinciales de Jaén y Ávila, que pagan ambas sus facturas en una media de 35 días, la diputación de Málaga con 32 días de media y por sólo un día la de Ciudad Real con 31 días de media en sus plazos medios de pago.

El resto de las diputaciones pagan por debajo de los 30 días y destacan casos como el de Gipuzkoa que la reducir un 18% sus periodos medios de pago pasa de 32 a 28 y pasa a cumplir con la Ley.

Jaén (582) el municipio que más tarda en pagar dentro de los grandes municipios. Zamora y San Fernando los que menos (7 días).

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos - ATA, hemos querido destacar aquellas localidades que mejor y peor pagan a sus proveedores dentro de los grandes municipios de España. Debemos recordar que la administración local es la peor pagadora, ya que se demora de media más de dos meses (78 días) en pagar a sus proveedores autónomos. Además, ésta es el tipo de administración para la que más trabajan los autónomos y sin embargo paga a más del doble de tiempo de lo que estipula la ley (30 días). Destacamos, el esfuerzo de algunos ayuntamientos como el de Algeciras. El periodo medio de pago a proveedores en agosto de 2019 en Algeciras es de 39 días cuando hace un año estaba entre las ciudades peor pagadoras y superaba los 300 días en pagar a sus proveedores, principalmente autónomos y pymes.

Para ello hemos tomado como referencia los ayuntamientos de grandes municipios. (Se adjunta al final del documento tabla completa con la evolución de estos municipios de los que se ofrecen datos).

Pero frente a esos 78 días de media, hay municipios que registran unos datos mucho más altos. Es el caso de ayuntamientos como los de Jaén que sigue siendo, una vez más, el consistorio que más tarda en pagar de España, al hacerlo en una media de 582 días, superior a los 542 días que registraba en el primer semestre del año. Es decir, que un autónomo que realiza un trabajo para este ayuntamiento cobrará, de media, 19 meses después de presentar la factura.

Más de un año de media esperan los proveedores en Jerez de la Frontera (414 días), y más de nueve meses tienen que esperar los autónomos que han emitido una factura a los ayuntamientos de Parla (267) y ocho los de Granada (243 días). Le siguen los consistorios de Las Palmas de Gran Canarias (173 días), Badalona (151 días), Vélez-Málaga (137 días de media), El Puerto de Santa María (121 días), Santiago de Compostela (102 días) y Telde (94 días).

De los Ayuntamientos destacamos que Algeciras ha reducido del primer semestre de media en 126 días a 39 días y ha abandonado así el listado de los 10 que peor pagan y que quien sí está en ese listado es Santiago que ha duplicado su periodo medio de pago pasando en el primer semestre de 53 días a los 102 de cierre de agosto de 2019.

Por el contrario, también hay ayuntamientos que realizan una buena gestión de sus facturas y no sólo cumplen la Ley de Morosidad sino que pagan en menos de dos semanas. Así, la administración local de Zamora y San Fernando son los consistorios que antes pagan a sus proveedores, al hacerlo en 7 días de media, seguida del ayuntamiento de Salamanca (8 días), Coslada con 9 días de media, Arona con 10, Alicante y Santa Coloma de Gramanet en 11 días de media, Reus y Cornellà con 13 días y L´Hospitalet en justo 14 días de media.

Autónomos y pequeñas empresas, los mejores pagadores una vez más

La morosidad entre empresas privadas (B2B), de media, se establece en 73 días, cinco días más de los 68 que mostraban en el primer semestre del año, y 13 días más de los 60 que establece la Ley de Morosidad. Si tenemos en cuenta el tamaño de la empresa podemos afirmar que son los autónomos sin trabajadores y aquellas pequeñas empresas (que tienen hasta 9 trabajadores o de 9 a 50 trabajadores) las que antes pagan a sus proveedores. Según va escalando el tamaño de empresa, va empeorando los periodos medios de pago, siendo nuevamente las empresas de más de 1.000 trabajadores, esas mismas que presumen en muchos casos de ser socialmente responsables, las que más tardan en pagar las facturas pendientes (115 días de media).

Los autónomos en agosto de 2019 han pagado sus deudas con otros autónomos en una media de 42 días de plazo. Las empresas de menos de 9 trabajadores pagan sus facturas en 50 días, conscientes del daño que produce la morosidad en el resto de pequeñas empresas y autónomos. Las empresas de entre 9 y 50 trabajadores también pagan de media en 58 días. De 50 a 250 empleados tienen las empresas que de media tardan unos 65 días en pagar las facturas a otras empresas.

Y a partir de aquí, los periodos medios de pago se disparan: las empresas de entre 250 y 1.000 trabajadores y las de más de 1.000, no satisfacen sus deudas con sus proveedores hasta los más de tres meses (107 días de media de espera y 115, respectivamente).