Almodóvar del Campo

En el caso del IBI urbano y del ICIO se mantienen, además, las bonificaciones

El Pleno de Almodóvar del Campo aprueba por mayoría la congelación fiscal para 2020

Agua y Residuos Sólidos se ajustan levemente para compensar sus costes

La Comarca

02/11/2019

(Última actualización: 04/11/2019 09:27)

Imprimir

Con los votos a favor del grupo municipal popular y los contrarios del grupo socialista, el Pleno del Ayuntamiento de Almodóvar del Campo ha dado luz verde a las nuevas ordenanzas fiscales para 2020 y que, en lo que a tributación de exclusiva titularidad municipal se refiere, suponen la congelación de todas las tasas e impuestos.

“Sabemos que el IPC, según el Instituto Nacional de Estadística va a estar en torno al 1,5 y en este contexto el equipo de Gobierno ha decidido congelar todas las tasas”, lo que en la práctica, añade el alcalde, “implica que nuestros vecinos no van a tener que asumir mayor coste, salvo en los casos de la basura y el agua que no dependen de nosotros”.

Dado que la del IBI urbano, que nuevamente bajó en 2019, supone el 30% del total de los ingresos, “se puede entender el esfuerzo que esta Corporación hace al mantenerla en el 0,61%”, abunda José Lozano, quien además recuerda la importancia añadida de mantener también las diferentes bonificaciones contempladas en ejercicios previos.

En concreto, este impuesto será bonificado en su integridad, es decir, del 100% en su cuota íntegra, para aquellas familias empadronadas cuyos ingresos no superen el salario mínimo interprofesional y el valor catastral de la vivienda tampoco supere los 30.000 euros.

Tampoco varían el IBI rústico y de características especiales, que queda en el 0,95 como el año anterior, ni el ICIO, con un tipo impositivo del 2,5%, tras haber ido ajustando también en este caso una rebaja paulatina en estos últimos años y manteniéndose también bonificaciones.

Así, el ICIO será descontable al cien por cien en el caso de actuaciones de eliminación de barreras arquitectónicas, garantizando con ello una accesibilidad plena que beneficie a personas con una discapacidad superior al 33%; para viviendas de protección oficial; y para obras que incorporen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico renovable, con energía solar y placas, siempre que se cubran la mitad de demanda energética.

Lozano también recuerda que hay tasas que resultan “deficitarias” para el Ayuntamiento, como las del Mercado o el Pabellón y la Piscina, estas últimas invariables desde 2011, “pero que entendemos que deben permanecer sin variar si de lo que se trata es de incentivar a comerciantes o estimular la práctica deportiva como así hacemos”.

Las dos tasas que sí suben lo hacen para evitar una diferencia mucho mayor entre los que supone ofrecerlas a la ciudadanía y el coste que en origen tienen para el Ayuntamiento.

Tal es el caso, por un lado, de la recogida de residuos sólidos urbanos, incluyendo la gestión del Punto Limpio, pasando en 2020 de 50 a 52 euros. En este caso, el servicio está regulado por el Consorcio RSU, cuyo coste supondrá unos 240.000 euros el año venidero, recaudándose 190.000 euros, de manera que la diferencia se compensará con las arcas municipales.

Y en el caso del agua, se aumenta en torno a un 2,4% para así sufragar parte del incremento con que se espera que el Ayuntamiento de Puertollano venda caudal potable para Almodóvar del Campo.

En cualquier caso, el alcalde José Lozano considera que estas “ordenanzas son buenas para el ciudadano, por cuanto no van a sufrir un coste mayor en general, gracias a que seguimos con la contención desde hace ocho años, adecuando siempre nuestros gastos e ingresos y valorando también la realidad que por estos conceptos hay en otros municipios de alrededor”.

Adjuntos

Lozano - Congelación fiscal: