Puertollano

La protectora admite que suele haber retrasos pero que lo de este año "no tiene nombre"

Huellas-Puertollano exige al Ayuntamiento el pago de la subvención de 2019

Recuerda que el Consistorio contempla “una mísera partida a la protectora para la gran cantidad de perros y de gatos que hay siempre en ella, con la condición de que se le gestione un servicio público al que el equipo de Gobierno local está obligado por ley”

La Comarca

10/10/2019

(Última actualización: 10/10/2019 19:46)

Imprimir

La Protectora de Animales y Plantas Huellas de Puertollano ha denunciado este jueves a través de un comunicado que el Ayuntamiento de la localidad “no nos ha pagado ni un solo euro de la partida correspondiente a 2019 por la gestión de su albergue ni por la recogida de animales abandonados”.

Según Huellas, el Consistorio contempla en su convenio “una mísera subvención a la protectora para la gran cantidad de perros y de gatos que hay siempre en ella, con la condición de que se le gestione un servicio público al que el equipo de Gobierno local está obligado por ley”.

Sin embargo, dicha subvención “ni siquiera supone un tercio del gasto que genera a lo largo del año en comida, operaciones o gastos veterinarios, y para colmo en los últimos años nos ha costado meses de espera recibirla, por lo que hemos sobrevivido con un esfuerzo titánico de voluntarios, mercadillos, socios o donaciones de asociaciones”. Y es que Huellas lamenta que “muchas veces no hemos tenido ni comida para dar de comer a los animales, y mantenemos siempre deudas con las veterinarias”.

En 2019, no obstante, “esto ya no tiene nombre puesto que nos dicen que no saben cuándo podrán dar ni un solo euro correspondiente a la partida de este año, y ni siquiera hemos conseguido que la alcaldesa nos reciba tras solicitar una reunión urgente con ella el pasado mes de julio”.

Huellas ha recordado que “nosotros cumplimos con nuestra obligación, principalmente mora, de recoger a perros y gatos abandonados y de limpiarles, darles de comer, vacunarles o buscarles adopciones yendo 365 días del año, mañana y tarde, a la protectora, mientras que la única obligación del Ayuntamiento es conceder una pequeña subvención”.

La Protectora de Plantas y Animales ha manifestado que el Ayuntamiento “publica por todos lados que va muy bien y que escucha a todo el mundo, pero sin embargo no da un solo euro para un servicio público al que está obligado y para el que no ha puesto ni un solo trabajador en estos ocho años”.

Así pues, el 12 de diciembre acaba la vigencia del convenio de la protectora con el Ayuntamiento y Huellas se pregunta “qué pasará con los gatos y perros del albergue y quién se hará cargo de las deudas contraídas”.