Nacional

10 de octubre - Día Mundial de la Visión

ZEISS recomienda una revisión anual en un centro óptico para mejorar la salud visual de los españoles

Las revisiones visuales periódicas y el seguimiento de un código de buenas prácticas podrían evitar accidentes de tráfico, ahorrar estrés visual digital y contribuir a evitar el fracaso escolar

La Comarca

08/10/2019

(Última actualización: 08/10/2019 20:33)

Imprimir

El 10 de octubre, la OMS celebra el Día Mundial de la Visión para sensibilizar a la población acerca de la importancia de la prevención y el tratamiento de la pérdida de visión. En el mundo, y según esta organización, 625 millones de personas viven bajo la amenaza de quedarse ciegas. Igualmente según la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor del 80% de la ceguera en el mundo es evitable. Asimismo, 2.200 millones de personas no tienen acceso a la salud visual. De esta manera, se ven obligadas a vivir con una visión defectuosa, o bajo la amenaza de ceguera, simplemente porque en sus países no hay oftalmólogos u ópticos-optometristas que puedan revisarles los ojos y adaptarles las gafas que corrijan sus defectos refractivos (1 y 2). Además, en países desarrollados, el estilo de vida digital plantea nuevos retos a la vista. Los expertos estiman que 1.000 millones de personas se verán afectadas por la alta miopía o miopía grave en 2050 (4).

En España, también hay mucho que hacer. Seguir un código de buenas prácticas, que incluye una revisión anual, podría evitar accidentes de tráfico, estrés visual digital y mejorar el rendimiento escolar de los niños. Un 23% de la población española no se revisa la vista al menos una vez al año (3)

El Libro Blanco de la Visión (2018) recoge algunos datos relevantes sobre cómo vemos los españoles en diferentes capítulos de interés, como visión y conducción, evolución de la miopía entre nuestros jóvenes o visión infantil y fracaso escolar, a los que se debe añadir la evolución del llamado síndrome visual informático (SVI).

Los conductores con mala visión tienen tres veces más accidentes que el resto. Además, uno de cada cuatro conductores conduce con una agudeza visual binocular inferior al límite exigido al conductor profesional (0.8), algo que puede deberse a que no llevan la graduación actualizada.

Seis de cada diez jóvenes españoles de entre 17 y 27 años son miopes. La generación de nativos digitales (nacidos después de 2000) es más miope en graduación y desde más joven. Una causa fundamental es el nuevo estilo de vida sedentario. Siete de cada diez jóvenes están menos de una hora al día realizando actividades en el exterior y la mitad utiliza su móvil entre cuatro y ocho horas diarias. El estilo de vida digital supone un desafío para el que los ojos no están preparados. Las diferentes distancias de enfoque (móviles-libros-objetos lejanos) cargan el músculo ciliar y el cristalino, provocando síntomas como dolor de cabeza, cuello contracturado, irritación o fatiga ocular, el conocido como Síndrome Visual Informatico (SVI). Para quienes no usan gafas, lo mejor es “levantar la cabeza”. Para quienes ya son usuarios de corrección visual, tecnologías como Digital Inside o DuraVision® BlueProtect de ZEISS, ayudan a paliar el SVI.

Uno de cada cinco niños puede tener un problema visual no resuelto. Los menores cuyo rendimiento escolar es más bajo presentan mayores problemas visuales, confirmando que existe una relación directa entre fracaso escolar y problemas de visión. La clave, una revisión anual antes de la vuelta al Cole, aunque a priori no haya problemas de visión, y al menos dos, si el niño ya tiene algún defecto refractivo. Asimismo ZEISS recomienda que, los que ya usan gafas, lo hagan con lentes que les protejan de la radiación UV hasta los 400 nms, el límite recomendado por la OMS.

Como empresa socialmente responsable, y además de alentar diferentes programas de cooperación internacional en el marco del programa Visión 2020, the right to sight para combatir la ceguera evitable, la multinacional alemana ZEISS, fabricante de soluciones visuales desde hace más de 170 años, destaca la necesidad de prevenir los defectos refractivos en cada país en el que opera. Expertos en salud visual de ZEISS subrayan la necesidad de acudir a revisiones visuales al menos una vez al año en el caso de no tener problemas visuales, y un mínimo de dos cuando ya existen defectos refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo).

Por este motivo con motivo del Día Mundial de la Visión, ZEISS realiza un revisión completa a sus empleados , desde screening a refracción subjetiva, con los más avanzados equipos de diagnóstico y refracción visual. El Análisis ZEISS revela lo diferente que puede ser el resultado del examen del sistema visual, y consecuentemente, cuanto mejor puede ser la solución ofrecida por el profesional, según la tecnología empleada para efectuarlo. La mejor anamnesis, la mejor refracción, subjetiva y objetiva, la selección de las lentes ideales para cada paciente, totalmente personalizadas, y un centrado y ajustes precisos, pueden llegar a mejorar el rendimiento de las lentes de las gafas hasta un 40%.