Provincia

Fiel a su cita de cada año

Emlobados en Solana del Pino: retorno y recurrencia

Con ilusión y fuerzas multiplicadas para seguir la lucha a favor de la protección del Lobo Ibérico y su convivencia con los ganaderos y cazadores del medio rural

Manuel Corral Rufian

04/10/2019

(Última actualización: 04/10/2019 19:05)

Imprimir

Al igual que retornan las estaciones del año en el transcurso del tiempo imperecedero, al igual que regresan las golondrinas en la primavera para traer buenas nuevas de la lejana África y los polícromos abejarucos, en nutridos y bulliciosos bandos vuelven a colorear el celeste cielo, Emlobados retornó una vez más a su cita anual a la localidad de Solana del Pino en Ciudad Real, allá en las postrimerías de septiembre.

Con ilusión y fuerzas multiplicadas para seguir la lucha a favor de la protección del Lobo Ibérico y su convivencia con los ganaderos y cazadores del medio rural, más de 200 personas humanas se dieron cita en esta localidad, de vetustas callejuelas, ancladas en la lejana historia como las leyendas, mitos y cuentos del lobo.

Con el espíritu de renovar y transformar la percepción de las conciencias y corazones de niños y jóvenes, de adultos y abuelos trabajamos desde hace años en la defensa del Gran Cánido. Con la certidumbre de que las recurrencias existen en la psicología e historia del hombre y de que no somos los primeros en comprender que especies como el lobo son imprescindibles y necesarias en nuestras sierras, recordamos la imagen de una de las numerosas grafías esquemáticas rupestres, escondidas de la mirada del hombre moderno, que representa a este cánido y que duerme desde tiempo inmemorial en las entrañas de una de las covachas de este territorio. Con la comprensión de que es la recurrencia y su compañera la causalidad pero no la casualidad, la que en los albores del siglo XXI está actuando de motor en nuestro propósito de alcanzar la conservación y protección de esta especie emblemática en todo el territorio nacional, un gran grupo de solaneros pertenecientes a la asociación naturalista ANASMA trabaja, codo con codo, para que se cumpla lo dicho por Félix Rodríguez de la Fuente :"..., para que en las noches españolas no dejen de escucharse los hermosos aullidos del lobo".

Manuel Corral Rufian