Región

En una rueda de prensa

UPA Castilla-La Mancha pide "precios justos por un olivar vivo"

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha explicadolos motivos que han conducido a las organizaciones agrarias y a los agricultores a manifestarse el próximo día 10 de octubre en Madrid por unos precios justos y la defensa del olivar tradicional

Acompañado del responsable de Olivar de UPA CLM, Luis Zornoza, han explicado, asimismo, el tremendo varapalo que supondrían los aranceles anunciados por el presidente de Estados Unidos contra aceite, vino o queso, entre otros productos

La Comarca

03/10/2019

(Última actualización: 11/10/2019 17:00)

Imprimir

La situación que atraviesan los agricultores en general, al respecto de los precios bajos; y del olivar tradicional en concreto, han motivado la gran manifestación que tendrá lugar el próximo jueves día 10 de octubre en Madrid.

En la rueda de prensa que han ofrecido Julián Morcillo, secretario general de UPA Castilla-La Mancha, y Luis Zornoza, responsable de Olivar de UPA CLM, han hecho un llamamiento a los agricultores y ganaderos para que se sumen a la manifestación del día 10, que no solo afecta al olivar sino a los precios del sector en general. “Son muchas las explotaciones agrarias de olivar que corren grave riesgo de desaparecer si no cambian los precios, lo que nos ha llevado a convocar esta manifestación para denunciar esta situación crítica”, ha dicho Morcillo.

Una situación que afecta a cerca de 250.000 olivareros en toda España y 70.000 en la región, condicionados como están a ver cómo bajan los precios por debajo del 40 %, dejando unos precios por litro de aceite en una media de 2 euros. “Se trata de una situación de lo más complicada, no entendemos estos precios en origen cuando la campaña se prevé más corta que la del año anterior y con una buena calidad”, ha dicho el responsable de Olivar, quien ha recordado que los precios son la mitad que en Italia y en los principales competidores.

La organización agraria ha demandado medidas y actuaciones que se vienen trabajando con las distintas administraciones, Unión Europea, Ministerio de Agricultura y Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, pero no terminan de materializarse. Como la revisión de medidas de sistema de almacenamiento privado, normas de autorregulación que cumplan con la normativa comunitaria, una reforma de la PAC donde el olivar tradicional se vea reflejado y donde, además, se haga una buena distribución de las ayudas. Asimismo, se pide al Gobierno que persiga la venta a pérdidas, con sanciones adecuadas.

En esta línea se ha expresado el responsable de Olivar de UPA Castilla-La Mancha, exigiendo un esfuerzo por este sector tan importante para la región, así como un control sobre quién maneja y cómo los precios pues el nivel de pérdidas es tremendo.

Finalmente, el secretario de UPA Castilla-La Mancha ha denunciado que agricultores y ganaderos vuelven a ser las víctimas colaterales del conflicto comercial que está orquestando el presidente de Estados Unidos pues pretende imponer aranceles del 25 % a productos alimentarios de España, un ataque directo al sector agroalimentario de Castilla-La Mancha, con productos afectados como el vino, el aceite o el queso, entre otros.

La excusa que está detrás de este nuevo anuncio es las ayudas que estos países europeos habrían concedido a la aeronáutica Airbus, perjudicando en su opinión a la norteamericana Boeing. Un nuevo escalón en la escalada de guerra comercial sobre la que está pivotando toda la política exterior del empresario y multimillonario Donald Trump.

Desde a organización agraria han reclamado una “respuesta contundente” desde Madrid y desde Bruselas “al más alto nivel” a este anuncio que podría causar graves daños a la economía de toda España y cuyos efectos “aún no alcanzamos ni siquiera a vislumbrar”.