Puertollano

Entrevista de Víctor Rivilla

Conociendo mejor al 'Movimiento de los Santos de los Últimos Días' en Puertollano

La pintada que recibió la Iglesia del 'Movimiento de los Santos de los Últimos Días' durante este verano antes de su posterior cierre motivó a conocer con mayor exactitud que valores e historias atesora una de las corrientes religiosas que ha sido víctima de prejuicios sociales

Víctor Rivilla

14/09/2019

(Última actualización: 16/09/2019 19:07)

Imprimir

“Sólo sé que no se nada”. Así se definió el filósofo Sócates cuando la antigua Grecia dominaba el Mundo. Si lo traducimos a nuestra existencia, podemos decir que debemos estar en continuo aprendizaje, y más si los prejuicios siempre acechan a nuestra persona.

La pintada que recibió la Iglesia del 'Movimiento de los Santos de los Últimos Días' durante este verano antes de su posterior cierre motivó a conocer con mayor exactitud que valores e historias atesora una de las corrientes religiosas que ha sido víctima de prejuicios sociales.

¿Qué os motivó a entrar en el Movimiento de los Santos de los Últimos Días?

En primer lugar, mi familia, ya que mis padres son miembros. Me enseñaron muchos valores como ser buena persona ayudando a quienes más lo necesitan.

No solamente me sentí motivado por los valores de justicia y solidaridad, sino por la unión que existen entre nuestros miembros. En el mundo somos muchos, pero en esta ciudad castellano-manchega hay escasos miembros, aunque nos sentimos bastante unidos.

En las diversas corrientes religiosas, la Biblia es interpretada con diversos matices. Hacéis especial hincapié en la influencia de los profetas. ¿Con quién os quedáis?

Destacan profetas como Adán, Noé o Moisés. Para mí, personalmente, el profeta que más nos ha marcado ha sido Joseph Smith, porque él determinó la diferencia. Nos marcó a fuego la importancia que otorgó a la humildad y al arrepentimiento.

Conociendo su historia, él era un chico de 14 años e inculto. Empezó desde abajo y cuando tuvo una visión en sus años de juventud, le trataron como a un loco. Sin embargo, inició el camino de nuestra religión inspirado en los valores de Jesucristo y a día de hoy tenemos 17 millones de miembros.

Comentáis que Smith influyó férreamente en la humildad y el arrepentimiento. ¿Qué diferencia hay entre la interpretación cristiana del arrepentimiento y la de la Iglesia de los Santos Evangelios, sobre todo a la hora de solventar los daños causados?

El perdón no se trata únicamente de pedir disculpas. Primero debemos analizar nuestros errores. En segundo lugar, analizar cómo vamos a arreglar el asunto y a quiénes les atañe. Posteriormente pedir disculpas de corazón, ya que el arrepiento muestra un sentimiento sincero con el deseo de no repetir la acción.

Al fin y al cabo, la Iglesia de Jesucristo indica que al arrepentimiento se fundamenta en un cambio de actitud.

La cuestión es, ¿todos los pecados deben ser perdonados? Por ejemplo, ¿crees que un pederasta merece que sus disculpas sean aceptadas?

La verdad es que no soy perfecto y no sé si podría perdonar tal afrenta. Esta labor está en manos de Jesucristo, que es justo y misericordioso velando por el corazón y el alma. En cambio, si Jesucristo presencia arrepentimiento, habrá un fin justo para todos.

Esta afirmación puede tener valedores o detractores, pero muchos de ellos aclaman una mayor modernización de la institución eclesiástica. Sin embargo, el Movimiento de los Santos Días estipula normativas sorprendentes para los más desconocidos. Por ejemplo, no puedes bautizarte hasta los ocho años, demostrando que alguien se convierte en un fiel más siguiendo un criterio más personalizado.

Por lo tanto, ¿qué ves necesario para que vuestra religión se consolide con mayor solvencia en el siglo XXI y pueda atraer a más seguidores?

Tengo que señalar que ha habido cambios bastante relevantes. Por ejemplo, anteriormente los misioneros comenzaban a servir a los 19 y ahora podemos empezar a los 18. Por otro lado, las chicas pueden comenzar con 19 y antes debían realizarlo con 21.

¿A qué se debe en el cambio de hombres y mujeres? Recuerda que nos encontramos en un contexto en el que la igualdad está reconocida en ámbitos como la edad para entrar en competición deportiva o, mismamente, para ingresar a la universidad.

No podemos tener una respuesta convincente. Es lo estipulado por las Santas Escrituras. Pero sí puedo decirte con certeza que la mayoría de la gente lo hace con 19 años. Es más, al final da igual la edad, lo realmente importante es cumplir tu misión con humildad y pasión.

¿Pensáis que servir y enamorarse pueden ir de la mano?

Puede pasar tranquilamente, pero estamos asignados a cumplir nuestro propósito. Si se da el caso, debemos analizar cómo puede influirnos en nuestra labor. Ten en cuenta que nuestras misiones en cada destino suelen durar dos años.

Pero si te sirve de consuelo, hace treinta años un compañero sirvió en tu ciudad, Puertollano, se enamoró, y al volver de otras misiones le pidió su mano en el Minero y aún se mantienen como pareja.

¿Cómo valoráis vuestra experiencia en Puertollano?

Es un pueblo tranquilo y hay buena gente. La gente es mucho más abierta en temas de religión que los madrileños. En grandes ciudades hay una mayor parte de creyentes, recuerda que hay muchos latinos. Cada ciudad tiene sus peculiaridades. Además, estamos encantados con el Agua Agria, aunque al principio me daba reparo tomarla.

Con respecto al ámbito nacional, ¿os ha resultado difícil integrar vuestra cultura en un país mayoritariamente católico, aunque la Constitución nos señala como laicos?

Aunque domine el catolicismo, nunca nos hemos sentido apartados. Consideramos que siempre hemos tenido nuestra lugar. Además, tanto los católicos como nosotros creemos en el mismo Dios, pero de manera diferente.

Me llama muchísimo la atención que seamos un país laico por ley, pero si quieres desempeñar un cargo de alto rango como el de ministro, debes jurarlo delante de Dios, curiosa contradicción. ¿Consideráis que en un futuro un mormón, coloquialmente hablando, pueda llegar alto en política nacional como medida amplificadora de la diversidad que muchos se jactan?

Todo es posible. No lo hemos pensado mucho. Simplemente estamos llamados para cumplir nuestra misión.

Vivimos en un mundo en el que debes reflejarte ante todos para que tu labor sea presenciada. Por lo tanto, debo preguntaros: ¿consideráis que necesitáis mayor presencia en medios importantes por vuestra función y no por un hecho esporádico que cause morbo a la sociedad?

Ojeando el periodismo diario hemos llegado a la conclusión de que no salimos mucho en la prensa. Creo que los organismos periodísticos públicos deberían preocuparse para que se percaten en mayor medida de nuestro trabajo. Por ejemplo, un periodista de EEUU dijo que los misioneros del 'Movimiento de los Santos de los Últimos Días' siempre son los primeros en acudir al rescate cuando ocurre cualquier catástrofe.

De todos los lugares en los que habéis estado, ¿cuál ha sido el país que más os ha apoyado, sobre todo en Europa, continente en el que se está viendo más azotado por el ascenso de la extrema derecha?

El mayor apoyo lo hemos tenido en Inglaterra. Cabe recordar que comparte lengua con su país de origen, Estados Unidos. Por lo tanto, la Iglesia lleva allí más tiempo que en ningún otro país. También hemos notado gran acogida en España por su paulatino crecimiento y en Alemania por su tolerancia a la diversidad.

El mes de julio tuvo lugar un desgraciado suceso. El vandalismo se impuso en vuestro templo mediante una vergonzosa pintada.

La pintada se puede considerar con un ejemplo de ortografía. Con una pintura negra escribieron 'sois una sexta'. Aquel día vi una publicación en Facebook proveniente de uno de los tantos grupos cuya temática es Puertollano: dijo 'me pregunto si este grupo sigue siendo una sexta, no sé si es peor que una séptima'.

No recuerdo quién era la persona, pero es gracioso lo que dijo. Aun así, me puse triste al ver la pintada. No hacemos nada malo, solo queremos incitar a la gente a vivir una vida feliz. Simplemente, la persona que lo ha escrito, no conoce quiénes somos en realidad.

Para cerrar, hablaremos de la educación que impera en el país primogénito de vuestra religión. ¿Busca la diversidad de creencias o promueve en mayor medida el adoctrinamiento?

Depende considerablemente en las medidas ejercidas por los diversos estados que se encuentran en nuestro país. Sin embargo, podemos decir que apenas existen variaciones entre sus normativas. No existe educación religiosa en sus escuelas, por lo tanto, si los padres quieren, les enseñan a sus niños.

Víctor Rivilla