Puertollano

El jueves se colocaban en la Fuente Agria, y el viernes ya habían "volado"

'Puertollaneros altivos', un poema de Javier Márquez sobre el robo de los jarrillos

El escritor, “medio en broma medio en serio”, se ha tomado la “libertad sacrílega” de adaptar un poema de Miguel Hernández, en concreto ‘Aceituneros’

La Comarca

07/09/2019

(Última actualización: 07/09/2019 23:21)

Imprimir

El escritor Javier Márquez ha publicado en su perfil de Facebook un curioso poema sobre una de las noticias de mayor calado del pasado viernes, el robo de los jarrillos de la mítica Fuente Agria, “que tienen un valor monetario estúpido de unos pocos euros”. Así, dice Márquez que “medio en broma medio en serio” se ha tomado la “libertad sacrílega” de adaptar un poema de Miguel Hernández, en concreto ‘Aceituneros’, que forma parte de su obra ‘Vientos del pueblo’.

Un poema que dice “ojalá sirva para ablandar conciencias y que los jarrillos aparezcan en su sitio y no se muevan de ahí jamás”.

'Puertollaneros altivos'

Manchegos de Puertollano

mineros altivos

decidme en el alma: ¿quién,

quién levantó los jarrillos?

No los levantó la nada

ni el dinero, ni el señor,

sino el ladrón a la callada

sin trabajo y sin sudor.

Unidos al agua pura

y a los planetas unidos

los jarrillos dieron hermosura

de los caños retorcidos.

Levántate fuente que mana

dijeron al pie del viento

y la fuente levantó un jarro

poderoso del cimiento.

Manchegos de Puertollano

mineros altivos

decidme en el alma: ¿quién

quién mangó los jarrillos?

Vuestra agua, nuestra vida,

no la del saqueador

que se benefició con la herida

generosa del sudor.

No la del cleptómano

que os sepultó la pobreza

que os pisoteó la frente

que os redujo la cabeza.

Jarrillos que vuestro afán

consagró al centro del día

era principio de un pan

que solo el otro comía

¡Cuántos siglos de fuente pura

los pies y los jarrillos presos

sol a sol y luna a luna

pesan sobre vuestros huesos!

Manchegos de Puertollano

mineros altivos

pregunta mi alma: ¿de quién,

de quién son ahora estos jarrillos?

Puertollano, levántante brava

sobre tus piedras negras

no vayas a ser esclava

de todos tus jarrillos de agua agria

Dentro de la claridad

del agua y sus aromas,

indican tu libertad

la libertad de tus jarrillos y caños que el pueblo adora.

Javier Márquez sobre el poema 'Aceituneros' de Miguel Hernández