Almodóvar del Campo

Una roca procedente de un asteroide impactó contra la atmósfera y generó una gran bola de fuego sobre Cáceres

Desvelado el misterio del bólido que cayó en Almodóvar y se avistó desde Puertollano (con vídeo)

El fenómeno fue registrado desde el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo) y pudo ser visto desde más de 500 kilómetros de distancia

La Comarca

04/09/2019

(Última actualización: 04/09/2019 20:02)

Imprimir

Desvelado el misterio del bólido (masa mineral en ignición procedente de la disgregación de los asteroides) que cayó el pasado martes en Almodóvar del Campo. Tal y como informaban en redes sociales, alrededor de las once de la noche algunos usuarios se hacían eco del avistamiento desde Puertollano de un “precioso” bólido que aterrizaba en la localidad vecina, y que presentaba una “estela de color verde, que habrá durado unos 4 o 5 segundos”.

Se trata de una roca procedente de un asteroide que entraba bruscamente en la atmósfera terrestre a las 22:52 horas de la pasada noche, 3 de septiembre, generando una gran bola de fuego que ha podido ser vista desde gran parte del país. Numerosos testigos se han hecho eco del evento en redes sociales, según fuentes del Complejo Astronómico de La Hita (Toledo).

El fenómeno ha podido ser grabado por los detectores que la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa opera en el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo). Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto SMART, que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar. El fenómeno ha sido grabado también por los detectores que el Proyecto SMART opera en los observatorios de Calar Alto (Almería) y Sevilla.

El evento ha sido analizado por el investigador responsable del Proyecto SMART, el Profesor José María Madiedo del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). Este análisis ha permitido determinar que la roca que originó este fenómeno entró en la atmósfera a unos 85 mil kilómetros por hora sobre el noroeste de la provincia de Cáceres. Esta enorme velocidad hizo que la roca se volviese incandescente, generándose así una brillante bola de fuego a una altitud de unos 91 kilómetros. Desde allí avanzó en dirección sureste, extinguiéndose a unos 35 km de altitud, muy cerca del límite entre las provincias de Cáceres y Badajoz. La gran luminosidad de la bola de fuego la hizo visible desde más de 500 kilómetros de distancia.

El siguiente vídeo muestra la imagen de la bola de fuego captada desde el Complejo Astronómico de La Hita, junto con su trayectoria: