Opinión

Una problemática que asola a media España

Furtivos bárbaros, vándalos y alanos invaden Puertollano arrasando servicios urbanos

Este tipo de actuaciones salvajes contra contenedores para residuos es otro ejemplo del desprecio hacia lo público bajo el lema 'denigro la utilidad vecinal y su salubridad'

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

23/08/2019

(Última actualización: 23/08/2019 20:55)

Imprimir

No es la primera vez que el periódico digital 'La Comarca de Puertollano' se preocupa por esta problemática que asola a media España, produciendo sinsabores a través de furtivos descerebrados.

En esta ocasión le ha tocado a la calle Copa, pero en otras, el citado medio de comunicación, ha sacado a la luz pública distintas agresiones que sufren determinadas zonas, denunciando a petición de distintos ciudadanos y colectivos, en la seguridad para éstos, que la mejor solución la encontrarán en los Medios de Comunicación a través de sus permanentes quejas que obliguen a los responsables ir otorgando soluciones a los problemas que sufre la población.

Créanme, su fuerza es inagotable, a través de la denuncia, habiendo tenido este humilde autor ocasión de comprobarlo en distintas ocasiones.

Estos tipos de actuaciones salvajes, contra contenedores para residuos, vienen a ser otro ejemplo del desprecio hacia lo público, bajo el lema: “denigro la utilidad vecinal y su salubridad”.

Prácticamente, no existe una “receta magistral” contra esa “condición humana” que nos toca soportar, y para eliminar este tipo de actuaciones, sólo cabe recurrir a la cultura urbana; a la solidaridad vecinal y sus denuncias, y a unas adecuadas y severas sanciones económicas Municipales.

Una solución de Cámaras de Vigilancia, no en este caso, pues como indica el refranero, “nos costaría más el collar, que el perro”, bajo la habitual penumbra presupuestaria, pero sí tengan por seguro las autoridades, municipales que tarde o temprano nos encontraremos con actuaciones contagiosas y aumento gradual de la intensidad.

En este caso, además, dentro de las normas ciudadanas, valoremos castigos ejemplarizantes a los culpables, si se le identifica y prueba, cuestión harto dificil, ante estos depredadores urbanos que se ensañan con todo lo que se encuentre a su alcance, al amparo de la nocturnidad

Fuente: Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho (Cum Laude)

Diplomado en Estudios Avanzados U.E.

Caballero de Mérito por Real Orden Noruega