Región

Los días 10, 11 y 12 de septiembre

CCOO-CLM: "Los trabajadores de planta de Tratamiento y Reciclaje de RSU de Albacete irán a la huelga"

"Ante la negativa de Ferrovial a negociar el convenio colectivo"

La Comarca

13/08/2019

(Última actualización: 13/08/2019 22:02)

Imprimir

Los trabajadores de la planta de Tratamiento y Reciclaje de RSU de Albacete decidieron ayer ir a la huelga ante la negativa de Ferrovial Servicios a negociar el convenio colectivo, caducado desde el pasado 1 de enero, según ha informado CCOO-CLM en una nota de prensa.

Ferrovial no ha respondido al emplazamiento del comité de empresa y de los sindicatos que lo integran, CCOO y UGT, que el pasado martes dieron una semana de plazo a la empresa encargada de la gestión de la planta para sentarse a negociar.

Los responsables de los sindicatos informaron ayer de la situación a la asamblea de trabajadores y sometieron al criterio de la plantilla la propuesta de convocar tres jornadas de huelga, los días 10, 11 y 12 del próximo mes de septiembre.

La votación contó con una muy amplia participación, especialmente notable entre los encargados, responsables de planta y personal administrativo; y arrojó como resultado un respaldo muy mayoritario a la huelga, opción que fue apoyada por dos tercios de los votantes.

CCOO y UGT, que han solicitado hoy la preceptiva mediación previa a la huelga, emplazan una vez más a Ferrovial a “asumir su responsabilidad y a llegar a un acuerdo que evite la huelga. Aún hay tiempo y oportunidades, tanto en la mediación ante el Jurado Arbitral como en la reunión de la Comisión Paritaria prevista el primer día laborable de septiembre”.

Los sindicatos subrayan que la empresa “no tiene excusas” para seguir eludiendo la negociación del convenio; más aún después de que el pasado miércoles la Junta General del Consorcio de Medio Ambiente de la Diputación provincial, institución de la que depende la planta de Tratamiento y Reciclaje de RSU, formalizara el pago a Ferrovial de más de 340.000 euros.

Ferrovial había justificado su negativa a sentarse a negociar el convenio colectivo argumentando que la Diputación les adeuda aproximadamente 1.250.000 euros por la gestión de la planta; servicio que ahora está en fase de licitación.