Daimiel

Falló en la espada en su primero y cuajó una faena de menos a más en su segundo, obteniendo por ello una oreja tras aviso

Oreja para el daimeleño Carlos Aranda en su debut en Las Ventas

Fue el único que consiguió trofeo en una tarde en la que compartió cartel con Javier Montalvo y Carlos Olsina, con novillos de la Guadamilla

La Comarca

12/08/2019

(Última actualización: 12/08/2019 15:20)

Imprimir

El novillero Carlos Aranda ha cosechado una oreja en su primera actuación en Las Ventas. El daimieleño fue el único que consiguió trofeo en una tarde en la que compartió cartel con Javier Montalvo y Carlos Olsina, con novillos de la Guadamilla. No lo tuvo fácil Aranda. El segundo, feo de hechuras, suelto de carnes, con poco cuello y montado, tuvo en la movilidad de la mansedumbre su virtud pues nunca humilló y siempre embistió a oleadas y con el pitón de fuera. El novillero se mantuvo firme y seguro y consiguió algunos destellos en forma de natural que no pudo rubricar con la suerte suprema.

El quinto, suelto de carnes y amplio de cuna, manseó en los primeros tercios, aunque apretó hacia los adentros en el caballo. Durante la faena resultó manejable y noble, aunque acusó falta de casta. Carlos Aranda fue de menos a más, dejando al final de la faena tandas con varios muletazos destacados. Entre ellas, una media estocada tendida al encuentro. Paseó una oreja tras aviso.