Provincia

‘Entre bobos anda el juego’, de Noviembre Teatro y la CNTC en AUREA

Eduardo Vasco y Yayo Cáceres dirigen este martes y miércoles en Almagro

‘Todas hieren y una mata’, de Ay Teatro, 17 y 18 de julio en el Corral de Comedias

La Comarca

16/07/2019

(Última actualización: 16/07/2019 20:09)

Imprimir

El Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro pasa su ecuador acogiendo dos de las comedias que más éxito están cosechando en los últimos meses: Entre bobos anda el juego de Rojas Zorrilla en versión de Yolanda Pallín y bajo la dirección de Eduardo Vasco, una coproducción de la Compañía Nacional de Teatro Clásico y Noviembre Teatro que podrá verse en AUREA; y Todas hieren y una mata, de Álvaro Tato bajo la dirección de Yayo Cáceres, una producción de Ay Teatro que se representará en el Corral de Comedias.

Entre bobos anda el juego, 16 y 17 de julio a las 20:00 horas en AUREA

En las últimas décadas Rojas Zorrilla ha sido reivindicado, con razón, por sus magníficas comedias y aquí tienen una muestra. La escribe en 1638, en sus mejores años, cuando ya tiene suficiente obra a sus espaldas para ser considerado uno de los dramaturgos que iban a marcar época. Pero muere supuestamente en un lance callejero a los cuarenta años, dejando en el aire lo que podría haber sido la evolución de la Comedia Nueva hacia territorios más canallas, más satíricos. Nosotros, que somos de la vieja escuela sin remedio, hemos apostado por hacer nuestra esta comedia, con algunas licencias que tendrán que disculparnos —igual nos hemos desmelenado un poco—, para que de alguna manera sea, también, algo de ustedes.

Todas hieren y una mata, 17 y 18 de julio a las 22:45 horas en el Corral de Comedias

Dice el proverbio latino que las horas son flechas: todas nos hieren, la última nos mata. En esta comedia barroca en verso, escrita hoy según las reglas lopescas, las heridas del tiempo también pueden ser remedios de amor y libertad. Una dama lectora, un galán y un corregidor rivales, una pareja de criados cáusticos y la última bruja nos acompañan en este viaje de ida y vuelta del XVII al XXI, lleno de lances, duelos y peripecias, para revivir en los espectadores la memoria de los corrales de comedias: aquellos laberintos desnudos que detienen el tiempo gracias a la magia lúcida y lúdica de la palabra activa, donde la imaginación del público es la verdadera protagonista.