Opinión

Artículo de opinión de Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Bienvenido el gesto del Ayuntamiento sobre proliferación de vertederos ilegales en las proximidades de Puertollano

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

15/07/2019

(Última actualización: 16/07/2019 08:26)

Imprimir

lacomarcadepuertollano.com, de costumbre siempre alineada en defensa del Medio Ambiente, ha vuelto a hacerse eco una vez más, en esta ocasión compartiendo un mensaje del Consistorio en Twitter, sobre el asunto de referencia, y que desde estas páginas, animamos a continuar.

El autor, viene siguiendo con suma atención el hecho llamativo de que, una vez más, España continúa sin abandonar los lugares de “privilegio” de ser el Estado Miembro más sancionado por infracciones en temas medio ambientales durante los últimos años.

Igualmente, seguimos con regularidad las evoluciones de nuestro ya clásico problema, y su estancamiento en las Direcciones Generales pertinentes, lugar, donde los “muros del silencio” de Bruselas, al igual que los españoles, son altos y escarpados.

Pero qué duda cabe, uno de los factores de éxito final, gira alrededor de crear alertas en la ciudadanía sobre los peligros que conllevan las agresiones medio ambientales.

El comportamiento cívico es por supuesto importantísimo cara a óptimos resultados, pero indudablemente también lo es, las facilidades que puedan otorgar el Consistorio u otras Autoridades responsables, a la población, para el traslado correcto de todo aquello que es depositado en vías públicas o lugares impropios.

Suponemos, que han tenido en cuenta el aumento de “puntos limpios móviles”, de frecuencia semanal, en lugares que podrían contribuir al objetivo deseado.

Prácticamente, no existe una “receta magistral” para eliminar este tipo de vertederos ilegales, salvo el referente a la cultura urbana y sus denuncias o avisos a la autoridad responsable.

Cámaras de Vigilancia (si existen lugares para su instalación), “drones”, y sobre todo, más atención por parte de las autoridades, aunque repito, problema de difícil solución, sobre todo si afectan a los Presupuestos Municipales.

La creación de vertederos específicos en terrenos municipales y su posterior sellado, podría aceptarse de forma provisional, pero no es la solución.

Las Plantas de Valoración, son las soluciones más idóneas, pero tienen un gran enemigo, el ya mencionado de la cultura urbana, poco acostumbrada a ser disciplinada con sus congéneres.

No deseamos resultar cansinos cara a la opinión pública, pero gran parte del éxito final se encuentra en su manos, junto a los Medios de Comunicación, en lo que se denomina “crear conciencia” contra algo, que en definitiva perjudica a la salud, término más que conocido como viene reiterando la Comisión Europea.

Jesús Antonio Rodríguez Morilla

Doctor en Derecho (Cum Laude)

Diplomado en Estudios Avanzados U.E.

Caballero de Mérito por Real Orden Noruega