Región

A través de numerosas acciones llevadas a cabo en la región

Castilla-La Mancha aboga por la prevención de adicciones entre los más jóvenes como eje prioritario en salud pública

La intervención que se realiza desde la Consejería de Sanidad mantiene un enfoque global de los comportamientos adictivos, que además de incluir los asociados al consumo de drogas también contempla otras adicciones relacionadas con el juego patológico o el uso abusivo de las nuevas tecnologías

Para la prevención de adicciones entre los jóvenes de la región se trabaja en torno al ámbito escolar, familiar y comunitario, así como en la prevención en menores en situaciones de riesgo

La Comarca

14/07/2019

(Última actualización: 16/07/2019 09:30)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha aboga por dar continuidad a las acciones emprendidas para la prevención de adicciones entre los más jóvenes como eje prioritario en el ámbito de salud pública. Para ello, desde la Consejería de Sanidad, a través de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, se lleva a cabo una intervención global con objeto de prevenir los comportamientos adictivos vinculados al consumo de sustancias, el juego patológico y el uso abusivo de las nuevas tecnologías -estos dos últimos incorporados en los últimos años-.

Para ello, la Consejería de Sanidad ha puesto en marcha numerosas acciones de prevención en el ámbito educativo, dirigidas a menores en edad escolar, el familiar y el comunitario. Cabe destacar el acuerdo con la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), que se concreta en el programa de prevención escolar ‘Construye tu mundo’, a través del cual un total de 1.323 profesores han trabajado con más de 31.000 alumnos de 174 centros escolares durante el curso 2017-2018. Además, en este ámbito se han llevado a cabo otros programas en 37 centros escolares de Azuqueca de Henares, Albacete y Puertollano.

Precisamente, en el ámbito escolar destacan acciones incorporadas recientemente con la edición ‘Conectad@s’ para la prevención del uso inadecuado de las tecnologías por parte de adolescentes y jóvenes con cerca de 7.000 participantes, así como el desarrollo de 42 talleres de prevención del juego patológico y de prevención del consumo de cannabis en centros escolares de Albacete.

Asimismo, en el marco de este acuerdo con la FAD se han organizado cursos de formación dirigidos a mejorar la capacidad de los padres y madres como agentes preventivos, integrados en sesiones en las que se vienen tratando distintos aspectos relacionados con la educación familiar y en los que han participado cerca de un millar de progenitores.

A esta acción formativa se suman dos cursos virtuales. Uno sobre nuevas tecnologías con 92 padres y madres y, en segundo lugar, otro sobre prevención de drogodependencias denominado ‘En familia’, con una participación de 123 padres y madres.

Junto a estas actividades formativas y enmarcadas en el ámbito familiar se ofrece información, orientación y sensibilización a través de un servicio propio de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción y de su portal web.

Dentro del ámbito comunitario y de este acuerdo con la FAD destacan las acciones desarrolladas en grupos de trabajo con jóvenes para la prevención del consumo de cannabis. Asimismo, en este ámbito y con carácter más local se han llevado a cabo iniciativas propias de la Dirección Provincial de Sanidad de Albacete con el programa ‘Clases sin humo’ y la intervención educativa de la Gerencia de Atención Primaria de Toledo ‘Concurso de mensajes publicitarios para la prevención del consumo de drogas y promoción de una sexualidad saludable en jóvenes’.

Prevención selectiva

Junto a las acciones de prevención universal tienen especial importancia las acciones orientadas a los grupos o personas en situación de mayor riesgo, es decir, los programas de prevención selectiva e indicada. Para ello, la Consejería de Sanidad convoca anualmente un programa de subvenciones destinadas a los ayuntamientos con más de 10.000 habitantes, con el objetivo de facilitar la puesta en marcha de numerosas intervenciones preventivas ajustadas a las características y condiciones de riesgo existentes en cada municipio.

A lo largo de 2018 se han realizado 200 acciones en las que han participado cerca de 9.000 adolescentes y jóvenes en situación de riesgo y un total de 661 familias de las localidades de Albacete, Alcázar de San Juan, Azuqueca de Henares, Bolaños de Calatrava, Guadalajara, Hellín, La Roda, La Solana, Manzanares, Miguelturra, Socuéllamos, Tarancón, Tomelloso, Villacañas y Villarrobledo.

Este programa de prevención selectiva e indicada se dirige preferentemente a jóvenes con edades comprendidas entre los 12 y 18 años y es de carácter comunitario, es decir, busca el aprovechamiento de recursos municipales y el establecimiento de sinergias con otros recursos o programas que se realicen en el municipio y que puedan favorecer la disminución del riesgo en que se encuentran los menores.

En cada caso se concreta en acciones específicamente ajustadas a las condiciones de cada localidad y a las características de riesgo de cada grupo. Por este motivo, las actividades a realizar son diferentes en cada localidad pero entre ellas cabe destacar los talleres y actividades para menores infractores y jóvenes sancionados por consumo de drogas en la vía pública, la tutorización de adolescentes sancionados, actividades de refuerzo escolar, valores y habilidades sociales, intervenciones con individuales y con grupos de trabajo con adolescentes de riesgo, actividades de prevención del consumo de drogas, escuelas de padres, actividades lúdicas y de tiempo libre y seguimientos individualizados y acompañamientos.

Tratamiento de adicciones

Junto a las intervenciones preventivas, la Consejería de Sanidad dedica importantes recursos al tratamiento de las personas con adicciones, ofreciéndoles una atención integral que tiene su centro en las Unidades de Conductas Adictivas (UCA). Estos nueve dispositivos son el recurso ambulatorio de referencia y el elemento central del tratamiento en la región, ofreciendo un enfoque multidisciplinar de la intervención.

Así, a lo largo del año 2018 se realizaron un total de 2.756 inicios de tratamiento por adicciones, dando continuidad a la tendencia creciente que se ha venido estableciendo en los últimos años. Según el último informe del Observatorio de Drogodependencias de Castilla-La Mancha el alcohol es la droga que motiva mayor número de tratamientos con un 39 por ciento de los casos, confirmándose así que los principales problemas en materia de drogodependencias en Castilla-La Mancha están asociados al abuso del alcohol.

Le sigue la cocaína con un 27,7 por ciento de los casos. Por abuso de heroína acude el 7,5 por ciento de los casos de manera que, tras el repunte registrado en los últimos años, los tratamientos motivados por esta sustancia vuelven a descender. Los casos de tratamiento por cannabis se han estabilizado suponiendo el 19,6 por ciento de los inicios de tratamiento.

Al mismo tiempo, desde la Consejería de Sanidad se ha continuado con el apoyo a las organizaciones no gubernamentales que gestionan determinados recursos asistenciales. Así, a lo largo de 2018 se han subvencionado diez proyectos desarrollados que han permitido atender a 1.035 personas con adicciones.

Para quienes tienen más dificultades a la hora de acceder a los recursos asistenciales se han previsto también programas de educación de calle, en colaboración con los ayuntamientos a través de convocatoria de subvenciones, desarrollándose seis proyectos que han permitido atender a un total de 589 personas.

Igualmente se han mantenido programas de reducción del daño, incluido el programa de dispensación de metadona en oficinas de farmacia que ha permitido realizar 725 dispensaciones a 76 usuarios y el programa de intercambio y distribución de material de venopunción para usuarios de drogas, ambos en colaboración con el Consejo de Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Castilla-La Mancha.