Región

Pide "la unión de los consumidores para fomentar la compra de productos locales"

UPA-CLM: "Mercosur afecta de manera directa a los agricultores y ganaderos de la región"

Insisten en "la necesidad de que todo el mundo sea consciente de que las decisiones que se toman en Bruselas afectan, y de qué manera, a toda la región; algo que va a suceder con la firma del acuerdo con Mercosur"

La Comarca

08/07/2019

(Última actualización: 09/07/2019 07:58)

Imprimir

UPA-CLM ha asegurado que "Mercosur afecta de manera directa a los agricultores y ganaderos de la región".

Asimismo, insisten en "la necesidad de que todo el mundo sea consciente de que las decisiones que se toman en Bruselas afectan, y de qué manera, a toda la región; algo que va a suceder con la firma del acuerdo con Mercosur".

Este colectivo, por lo tanto, pide "la unión de los consumidores para fomentar la compra de productos locales".

Comunicado completo

Ni los escándalos relacionados con la manera de producir carne en Brasil ni la fragilidad del sector agrario en España, que depende de tantos factores al mismo tiempo, la Unión Europea solo ha pensado en vender coches a la hora de firmar el acuerdo con Mercosur, ahora tendremos que pagarlo los de siempre, los agricultores y ganaderos”, así de tajantes se muestran desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos tras las noticias que están anunciando estos días el acuerdo de Mercosur.

La influencia de los mercados externos es indudable, eso lo saben los agricultores y ganaderos familiares que defiende la UPA, y recuerdan que del enorme escándalo de la carne bovina y aviar podrida y maquillada con productos cancerígenos solo han pasado un par de año. Pero esto no ha sido un impedimento para que la UE haya dado vía libre para traer 180.000 toneladas anuales de estos productos desde los países de Mercosur sin ningún tipo de arancel. Aunque sin caer en la ingenuidad de no recordar que Brasil ya venía introduciendo en la Unión Europea unas 500.000 toneladas anuales de carne de aves, entre otras.

Todo ello, recordando que UPA es partidaria de un comercio internacional justo y equitativo, no reñido con la defensa de nuestros intereses agrícolas y ganaderos, base económica de las zonas rurales y sustento clave para fijar población en el territorio y para la gestión medioambiental.

Mientras que en infinidad de foros, notificaciones y discursos grandilocuentes se aboga por el consumo de cercanía y el sector agrario interior; mientras se trata de defender la agricultura y ganadería familiares como base de fijación de población, como nuevos yacimientos de empleo y alternativas, se plantean acuerdos como el de Mercosur para traer de manera masiva peor carne del otro lado del mundo perjudicando a nuestros productores y ello sin contar con la huella ecológica que supone y el perjuicio directo para el Medio Ambiente.

En UPA Castilla-La Mancha hay plena conciencia de cómo afectan las decisiones de la Unión Europea en los pequeños territorios, en los municipios de la región y son conscientes de la jugada de Mercosur, ya que Brasil es uno de los mayores productores mundiales y el primer exportador. Los estudios de impacto que maneja la organización agraria muestran que hay una serie de productos que sufrirán un grave efecto de ponerse en marcha el acuerdo en sus actuales términos. En concreto hablamos de sectores tan importantes para España como son la ganadería o el arroz.

El vacuno de carne, un sector con amplia implantación en zonas de Castilla-La Mancha soporta ya importaciones de Mercosur que suponen el 80 % de la carne de vacuno que entra en la Unión Europea.

A estas denuncias la UPA suma el recordatorio, que parece olvidarse en aras del beneficio económico, de las estrictas normas de obligado cumplimiento que rigen para los productores europeos en materia sanitaria, fitosanitaria, zoosanitaria y de sanidad animal y de respeto medioambiental que la UE debe conseguir que queden garantizadas de forma clara e inequívoca en el acuerdo. Los consumidores europeos deben saber que los productos alimenticios que adquieran en el mercado comunitario cumplirán con todos los requisitos y estándares europeos.

En definitiva, desde UPA Castilla-La Mancha insisten en que negar las graves consecuencias de este acuerdo en amplias zonas productivas y productos sensibles no hará desaparecer la realidad que afecta directamente a nuestra región. El Gobierno de España tiene una responsabilidad con el sector pero estos movimientos no parecen girar en defensa de agricultores y ganaderos, cosa que sí han hecho otros estados.

Finalmente, la Unión Europea debería blindar por Ley el precio que reciben los agricultores y ganaderos por sus productos; que no permitiese que fuese un precio por debajo de lo que cuesta producir. Ahora tiene la oportunidad, se está negociando la próxima reforma de la PAC. Eso sí daría estabilidad y rentabilidad a las explotaciones familiares agrarias.