Nacional

La Federación recibe llamadas y denuncias de trabajadores que acusan a sus empresas de incumplir la ley

UGT FICA denuncia que "seis meses después todavía hay empresas del campo que se niegan a aplicar el Salario Mínimo Interprofesional"

"Impidiendo que accedan a salarios dignos y condiciones laborales acordes con el siglo XXI"

La Comarca

12/06/2019

(Última actualización: 13/06/2019 05:22)

Imprimir

Seis meses después de la entrada en vigor del Real Decreto 1462/2018, por el que se fija en 900 euros mensuales el salario mínimo interprofesional para 2019, aún sigue habiendo empresas que incumplen la ley y se niegan a aplicar el decreto a sus trabajadores y trabajadoras, impidiendo que accedan a salarios dignos y condiciones laborales acordes con el siglo XXI.

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT viene denunciado esta situación, que se repite a diario en muchas empresas del campo de nuestro país, aprovechando la saturación de las inspecciones y el temor de los temporeros y temporeras a denunciar una situación que se ve favorecida por las enormes bolsas de precariedad laboral del sector y por las amenazas de despido o cierre de la empresa con las que presionan algunos empresarios. Tanto es así que UGT FICA está recibiendo llamadas de trabajadores y trabajadoras que exponen su situación y renuncian a denunciar por miedo a ser despedidos y vetados para volver a trabajar.

Registro horario

Y por si fuera poco, está situación se ve agravada desde la entrada en vigor del Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo. El registro horario se está convirtiendo en una nuevo bolsa de fraude ya que muchos empresarios obligan a firmar 6,5 horas a sus trabajadores cuando en realidad llevan a cabo jornadas diarias de 11 y 12 horas. Igual ocurre con las horas extras y días festivos, que ni se declaran ni se abonan, aunque en las nóminas aparecen gratificaciones voluntarias que habría que inspeccionar.

Desde UGT FICA insistimos en denunciar estas infracciones laborales a denuncia y reclamamos a la Inspección de Trabajo que haga efectiva las denuncias que acumula desde hace meses y tome cartas en el asunto, multiplicando la vigilancia a estos empresarios, que desprestigian a las empresas que sí cumplen con la ley, aprovechando la vulnerabilidad del sector para seguir cometiendo abusos laborales.

Para el secretario sectorial Agrario y de Manipulado Hortofrutícola de UGT FICA, Emilio Terrón, "es urgente y prioritario que las distintas administraciones dejen de mirar para otro lado y se dediquen a perseguir a este tipo de empresarios y a unas prácticas fraudulentas basadas en la explotación laboral de los trabajadores más vulnerables". Terrón advierte de que la Federación "va a seguir denunciando todos estos abusos hasta conseguir que todos los trabajadores y trabajadoras tengan salarios y condiciones laborales dignas".