Argamasilla de Calatrava

El Consistorio ha trabajado durante años "para optimizar el ciclo del filtro verde"

La alcaldesa de Argamasilla de Calatrava seguirá "colaborando con la Justicia y luchando por la EDAR, ya en obras”

Tras la apertura de juicio oral contra la alcaldesa de Argamasilla de Calatrava por un presunto delito contra el medio ambiente y por otros presuntos delitos como falsedad documental, prevaricación administrativa y lesiones

La Comarca

11/06/2019

(Última actualización: 12/06/2019 10:49)

Imprimir

La alcaldesa de Argamasilla de Calatrava en funciones, Jacinta Monroy, ante el comunicado remitido hoy por la representación de vecinos del filtro verde de depuración de aguas, quiere reiterar el “interés que yo misma y otros interesados, seguimos manteniendo en colaborar con la Justicia desde que se iniciara la causa, de igual manera que hemos venido luchando por una depuradora que ya está en obras”.

Jacinta Monroy reitera el respeto a las partes personadas en el procedimiento judicial y recuerda que “nuestro único afán durante estos años al frente del Ayuntamiento ha sido dotar a nuestro municipio de un moderno sistema de depuración, sobre todo por su eficacia y capacidad, y que permitiese cerrar un filtro verde que, al margen de otras consideraciones técnicas, ha quedado obsoleto”.

La regidora en funciones también transmite a la opinión pública un mensaje de tranquilidad, porque “tenemos la conciencia tranquila tras tantos esfuerzos y gestiones que hemos hecho hasta conseguir ver, hace apenas unas semanas, máquinas y operarios trabajando por fin en esta infraestructura, de manera que también nos hemos preocupado por solventar el problema a quienes se consideraban perjudicados por el filtro verde”.

En estos años, el Ayuntamiento ha luchado por minimizar las molestias en la zona. En 2009 el Estado, con las gestiones de los entonces responsables municipales, aportaba 36.150 euros para la ejecución de una sala de desbastes en cámara de bombeo, un sistema homologado para el tratamiento previo de las aguas residuales en la cabecera que las canaliza una vez han sido eliminados sólidos no biodegradables.

Asimismo, en marzo de 2014, también gracias a las gestiones municipales, la Diputación concedía otros 20.103 euros para mejorar los mecanismos de trituración, a través de unas bombas más potentes que fueron destinadas a la sala de impulsión en sustitución de las que había, mejorando la funcionalidad del sistema.

Y un año después, con cargo al Plan de Obras Municipales, el propio Ayuntamiento invirtió 49.872 euros en el soterramiento de las tuberías del ‘Filtro Verde’, instalando así una nueva red de distribución que compatibilizaba una mayor eficacia del sistema de depuración con el aminoramiento de los efectos en su funcionamiento.

Estas 24 hectáreas que albergan pinos y olmos, puestas en funcionamiento en 1982 con todos los parabienes tras un convenio con el Ministerio de Agricultura, cuyas competencias luego asumiría la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y por tanto también el mantenimiento del ‘Filtro Verde’, han sido objeto además de una estricta Ordenanza de Vertido de Aguas Residuales al Sistema Integral de Saneamiento.

Noticia relacionada en este enlace.