Cultura

En Málaga

Visita al Museo Revello de Toro (con vídeo)

Casa-taller de Pedro de Mena

José Belló Aliaga

25/05/2019

(Última actualización: 25/05/2019 22:53)

Imprimir

Como afirma el director de Museo Revello de Toro, Elías de Mateo Avilés, persona extraordinariamente amable y cordial, muy activo y competente: “la creación del Museo Revello de Toro se debe a la decidida política de promoción cultural llevada a cabo por la corporación municipal que preside el actual alcalde de Málaga, Francisco de la Torre Prados”.

“Una de las líneas de actuación de la misma es poner en valor el patrimonio histórico- artístico de Málaga con una clara finalidad turística y de servicio a los ciudadanos en el contexto de un amplio proyecto que quería conseguir la designación de Málaga como Capital Europea de la Cultura para el año 2016”.

Félix Revello de Toro

“Es precisamente en este contexto cuando a finales de 2005 uno de los artistas plásticos malagueños vivos, más relevantes y eminentes, tanto a nivel nacional como internacional, Félix Revello de Toro (Málaga, 1926) formuló el deseo de que todas las obras salidas de sus pinceles y de sus lápices que, con paciencia y tesón había ido guardando poco a poco en su colección privada, fuesen cedidas a la ciudad que le vio nacer, sin contraprestación económica alguna y con la única condición de que quedasen expuestas permanentemente para el disfrute de propios y extraños, sin que se rompiese la unidad de la colección”.

Ciento cuarenta y cuatro obras

“La cesión de obras de Revello de Toro realizada el 19 de septiembre de 2005, consta de un total de ciento dieciocho obras. Está compuesta de cuarenta y nueve óleos, quince bocetos al óleo, un abanico también pintado al óleo, veintidós dibujos a carbón y a lápiz, dieciocho bocetos a lápiz, tres acuarelas y diez dibujos a la cera. Posteriormente se ha añadido un total de catorce obras a las anteriores, que incluyen dos originales de carteles, un retrato al óleo, nueve dibujos y dos bocetos, que unidas a las ciento dieciocho anteriores y al gran óleo de Mis Tres Gracias, su primera donación al Ayuntamiento de Málaga en 1986, configuran el total de los fondos que nutren la Colección Permanente del Museo junto con la serie de dibujos Doce Rostros de Mujer, propiedad de Prensa Malagueña S. A. y que son cedidos por tiempo indefinido para añadirse a los referidos fondos. El conjunto consta pues, de un total de ciento cuarenta y cuatro obras”.

“Para dar a conocer a los malagueños y visitantes la importancia de estas obras, el Área de Cultura del Excmo. Ayuntamiento organizó en las salas del Archivo Municipal de la Alameda Principal dos exposiciones que tuvieron una excelente acogida de crítica y público, registrándose un total de más de sesenta mil visitantes”.

Ubicación del Museo

“Pero faltaba decidir la ubicación definitiva de este importantísimo conjunto de obras. En el año 2006, el Excmo. Sr. Alcalde de la ciudad, don Francisco de la Torre Prados decidió la creación del Museo Revello de Toro dentro de la Casa-taller de Pedro de Mena”.

“Este inmueble del siglo XVII, situado en la calle Afligidos se encontraba inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz por los méritos históricos, artísticos, arquitectónicos e incluso de referente cultural que coinciden en dicho inmueble. Al constituir una de las escasas muestras de la arquitectura doméstica de la etapa barroca en la ciudad, especialmente su patio principal, había sido adquirido por el Ayuntamiento de Málaga y encomendada su restauración y rehabilitación como espacio cultural a Promálaga S.A., bajo proyecto del arquitecto Francisco González Fernández. Realizadas las consultas oportunas se estimó que en dicho inmueble era posible exponer el conjunto de las obras de Revello de Toro de forma suficientemente desahogada, a la vez que se dedicaba un espacio relevante a hacer presente la vida y la obra del que fuera su más destacado propietario en el pasado, el imaginero Pedro de Mena y Medrano (1628- 1688)”.

La Casa-taller de Pedro de Mena

Con independencia de sus contenidos, la Casa-taller de Pedro de Mena es uno de los escasos ejemplos de la arquitectura doméstica malagueña del s. XVII.

Está situada en la calle Afligidos, hoy sin salida, aunque originariamente estaba rodeada por una estrecha calle que aún se puede contemplar a la derecha de la puerta de entrada.

Con planta baja, primera o principal y una última abuhardillada, la distribución de los espacios se organiza en torno a un patio principal con galerías cubiertas donde destacan las columnas toscanas de mármol en la planta baja y la galería alta recuperada en su configuración primitiva con pies derechos de madera y antepechos revocados de mampostería.

Destaca también la escalera principal y la carpintería original además de un pequeño patio de servicio en torno al cual se encontraban la cocina, el aljibe, el granero y la despensa.

Sala Memorial Pedro de Mena (1628-1688) y punto interactivo de información

En el diseño del proyecto museológico se ha tenido un cuidado especial en visualizar y destacar la figura de Pedro de Mena y Medrano, cumbre de la imaginería religiosa del s. XVII.

Junto al monumento que se ha erigido delante de la fachada, obra de Virgilio, destaca la Sala Memorial a él dedicada, dotada de la tecnología más avanzada.

Un audiovisual de diez minutos ofrece al visitante, de forma amena y rigurosa, los principales hitos de su vida y de su producción. El proceso de creación artística desde su nacimiento y formación en Granada junto a su padre, el también imaginero Alonso de Mena, y su maestro Alonso Cano; su establecimiento definitivo en Málaga a partir de 1658 para tallar la Sillería del Coro de la Catedral; la tipología y difusión de sus creaciones devotas en madera policromada por España y América; y sobre todo sus Ecce Homos y Dolorosas de busto y devoción doméstica.

Una recreación portentosa de su mítico y desaparecido Crucificado de la Buena Muerte del Convento de Santo Domingo completa el contenido de esta sala a la que se accede directamente desde el patio principal de la casa. Un punto de información interactiva dirige al visitante interesado hacia los lugares donde se localiza la obra de Mena en Málaga (Abadía de Santa Ana, Catedral, Santuario de la Victoria...) y en el resto de España.

Colección permanente del Museo Revello de Toro

El Museo Revello de Toro está concebido como un espacio expositivo dotado de la más avanzada tecnología y que se propone cumplir tres objetivos. En primer lugar, su finalidad esencial es exponer permanentemente la cesión que el afamado retratista y pintor figurativo malagueño Félix Revello de Toro ha realizado a su ciudad natal. De las ciento cuarenta y cuatro obras se muestran al público ciento trece entre óleos, bocetos y dibujos que forman la colección permanente del Museo. Pero también se ha logrado recuperar y poner en valor la Casa-taller de Pedro de Mena, uno de los pocos inmuebles domésticos que se conservan en Málaga de aquel periodo. Finalmente, pero no en último lugar, potenciar la figura del simpar imaginero del siglo XVII Pedro de Mena divulgando el conocimiento de su obra y de su trayectoria vital y artística.

Visita al Museo Revello de Toro en Málaga. Casa-Taller de Pedro de Mena

Revello íntimo

En las Salas 1 y 2, dispuestas en la planta baja, encontramos a un Revello íntimo donde se muestran tanto sus primeros escarceos en el campo de la pintura como los retratos de su entorno familiar, sus bodegones y objetos cotidianos.

Aquí destacan su propio Autorretrato (1990), Mi Madre (1950), los retratos de su primera esposa Chini, los de su hija Carmen y los de su colaborador Miguel Echarri (2007), los de personalidades muy cercanas a su entorno familiar, como el de Juan Antonio Samaranch (1970) y el de su esposa Bibí Salisachs (1975) e Infancia reveladora (1989).

También destacan algunas obras verdaderamente virtuosas en el ámbito del bodegón y de las naturalezas muertas como Elementos de Pervivencia (1978) o Visión Unitaria (1998), además de creaciones sorprendentes de su etapa inicial en acuarelas como La Pérgola.

Figuras femeninas

Las Salas 3 y 4, las más amplias de todas, se extienden en la planta primera y están dedicadas a Figuras femeninas. Junto a los retratos, Revello ha basado su éxito y su fama interpretando con una elegancia seductora y a veces suavemente erótica la belleza de la mujer.

Aquí se muestran, en general, obras de gran formato donde se aprecia la evolución estilística del maestro desde los años 60 hasta principios del siglo XXI.

Destacan Una cita fugaz (1969), La perversa ingenua (1971), un desnudo portentoso como Donde el silencio duerme (1973), Mis Tres Gracias (1986), su primer regalo a la ciudad de Málaga.

Y obras más recientes, algunas con un alto contenido simbólico, inspiradas en la tradición clásica o bíblica como El mito y ella (2002) o Tarragona Romana (2003), junto a otras donde vuelca sus sentimientos más íntimos, como Vuelvo a ti (2006).

Dibujos y bocetos

Finalmente las Salas 5 y 6 muestran con una disposición museográfica innovadora, aprovechando la estructura abuhardillada del espacio disponible, un interesante conjunto de dibujos y bocetos.

En ellos Revello muestra su maestría sólo con el lápiz en la serie Doce Retratos de Mujer, cedidos por Prensa Malagueña, o el proceso de creación de complejos retratos colectivos como en el Boceto del Cuadro del Comité Olímpico Internacional), sus famosos Estudios o en Sin título).

La colección permanente culmina con una de sus grandes obras más queridas por el pintor, Sumida en el sueño (1989), toda una sinfonía de sus famosos blancos con su actual esposa como modelo.