Puertollano

Volverán a la carga con movilizaciones, concentraciones y demandas individuales

Los mineros de Puertollano siguen en pie de guerra contra Endesa

Creen que la comisión negociadora del V Acuerdo Marco va a llegar a un cierre de negociación con unos resultados finales “inciertos” para el colectivo de pasivos al que ellos pertenecen

La Comarca

25/05/2019

(Última actualización: 25/05/2019 22:53)

Imprimir

La Asociación de Jubilados y Prejubilados de Encasur Puertollano (Ajuprencasur) sigue “en pie de guerra” y anuncia que volverá “a la carga con nuevas movilizaciones y concentraciones, además de interponer un buen número de demandas individuales, para defender el salario en especie que hasta ahora perciben con la tarifa eléctrica de empleado” frente a la “todopoderosa” Endesa, filial de la italiana Enel, después de que la Audiencia Nacional diese la razón a la empresa y de que, en consecuencia, los sindicatos llevasen la sentencia al Tribunal Supremo, en un juicio que aún está pendiente de llevarse a cabo.

Según informa este colectivo en nota de prensa, durante este tiempo, su Junta Directiva ha mantenido reuniones con todos los partidos políticos representados en el Ayuntamiento de Puertollano, salvo con el PP, para explicarles y pedirles su apoyo institucional a la situación en la que se encuentran ante la intención declarada de la empresa de retirar la tarifa de empleado a sus jubilados por no tener contrato en vigor al haberse extinguido el último convenio colectivo. “Un beneficio social que, además de ser salario en especie, supone un descuento en la tarifas eléctrica acordada sin que la luz llegue a ser gratis, y que ahora está en el aire junto a los 700 millones que sirven para mantener este derecho adquirido” que, en el caso de suprimirse definitivamente, pasarían directamente al reparto de dividendos de la empresa italiana ENEL, propietaria del 70% del accionariado del gigante eléctrico español.

Por ese motivo, y además para quitar presión a la negociación del V Acuerdo Marco, los sindicatos UGT, CCOO, SIE, CIG y APREN mantuvieron una reunión con el secretario general de Industria, Raúl Blanco, en la que le pidieron que presionara a Endesa para que congelara o eliminara la fecha de aplicación del fin de los beneficios sociales. Después estos mismos sindicatos se reunieron con la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, para que mediara en estas negociaciones y el resultado fue que Endesa anunciaba en una nota interna que prorrogaba cuatro meses más su decisión unilateral de anular este derecho, del 30 de juno al 30 de septiembre.

Pero tras su asistencia el pasado 22 de mayo a la última reunión de la coordinadora nacional el presidente de Ajuprencasur, Francisco Montoya, considera que “los sindicatos van a negociar sí o sí y ellos están para llegar a un buen acuerdo para los Activos e intentarán, pero sin prometer nada, un acuerdo extraconvenio para pasivos” aunque a su juicio “una vez resuelto el V Acuerdo Marco, el recurso al Tribunal Supremo lo retirarán como no puede ser de otra forma”. En conclusión “la comisión negociadora del acuerdo marco va a llegar a un cierre de negociación y con unos resultados finales para el colectivo de pasivos inciertos, por lo que seguiremos apretando en nuestra lucha con movimiento reivindicativos y empezamos a preparar actos de conciliación y posteriormente la demanda correspondiente en la Audiencia Provincial. No nos queda otra y es el consenso final que tuvimos todas las Asociaciones en la reunión”.

El futuro es cada vez más incierto para los pasivos de la compañía, entre los que se encuentran los prejubilados y jubilados de Encasur si tenemos en cuenta las declaraciones del presidente: de Ajuprencasur: “Los sindicatos y la empresa cada vez dan más a entender que están negociando en paralelo bajo la premisa de la problemática de los pasivos y con toda seguridad que acabarán firmando un Acuerdo para activos y los pasivos estaremos donde nos dejen estar”.

No obstante “nada está perdido” y los mineros de Puertollano “velan sus armas” para, como han hecho hasta ahora con un buen número de actuaciones reivindicativas, seguir defendiéndose de las pretensiones empresariales: “Nuestros derechos pasarán por el nivel de conflictividad y la presión mediática que hagamos, amparados en nuestros argumentos jurídicos de las demandas individuales ad persom y con las características propias del colectivo minero” advierte Montoya.