Región

En el Coro de los Mendoza

José Juste, arquitecto redactor del Plan Director de la Catedral de Sigüenza, presenta su libro sobre el monumento (con vídeo)

Como una de las actividades correspondientes a la celebración del 850 Aniversario de la Consagración de la Catedral, en el Año Jubilar decretado por tal motivo. Además, en una segunda parte del acto, el pintor Emilio Fernández-Galiano donó un cuadro de la Fortis Seguntina al Cabildo Catedralicio

La Comarca

19/05/2019

(Última actualización: 20/05/2019 06:31)

Imprimir

Como uno de los actos convocados en el marco del 850 Aniversario de la consagración de la Catedral de Sigüenza, y su Año Jubilar, de nuevo el Coro de los Mendoza, como hace unos días la del libro de Jesús Orea, acogió la presentación del libro 'La Catedral de Sigüenza. Entre la permanencia y el cambio: un estudio de su proceso evolutivo', del que es autor el arquitecto y co-redactor, junto a Eduardo Barceló, del Plan Director del edificio, José Juste Ballesta.

Juste trabajó, “a pie de obra”, como arquitecto la Catedral durante trece años de manera ininterrumpida en los que tuvo la ocasión de recabar mucha información teórica y práctica sobre la Fortis Seguntina.

El libro parte de la planimetría completa que él mismo, junto al propio Eduardo Barceló, llevó a cabo para regir el citado Plan Director de la restauración de la Catedral. Esta planimetría ya fue el argumento principal de la tesis doctoral de Juste, que leyó en 2007. Aunque, como explicaba ayer el escritor y arquitecto, “bien se puede decir que empecé el libro desde cero, puesto que hubo de restructurar la tesis para hacerla asequible al gran público, en el que ha sido un trabajo dilatado en el tiempo”.

La obra está, en gran parte, dibujada. Dividida en tres capítulos, cada uno tiene una entidad propia y específica, que además permite diversas lecturas. Juste dedica la primera a la descripción del edificio catedralicio, en el contexto de la ciudad en la que se asienta. La segunda parte es más especulativa. En ella, desarrolla el estudio realizado en la tesis para conocer el proceso evolutivo de este edificio tan complejo y que tiene tantas fases y etapas constructivas. El autor lo aborda de manera escrita y dibujada. En la tercera parte, la más técnica, desarrolla “los distintos campos de investigación, en los que me he basado para formular el proceso evolutivo descrito en la segunda parte”.

Obviamente, el autor tiene un vínculo personal y sentimental con el edificio. “Atesora una serie de valores que la hacen tremendamente interesante. No es la catedral más grande, ni la más antigua, ni la mas vistosa, ni la que tiene unas mayores vidrieras, pero tiene una serie de valores relacionados con su autenticidad, con su complejo proceso evolutivo y con su valor arquitectónico final, como expresión artística fuera del tiempo, que la hacen extraordinariamente atractiva”, señalaba ayer.

El arquitecto aseveró además que, obviamente no es sólo un edificio local. “Probablemente sea la catedral del centro de España. De alguna manera, desde Madrid se percibe como la catedral histórica que la capital hubiera querido tener. Es obvio que la Fortis Seguntina tiene una enorme importancia más allá de Sigüenza. Es uno de los tres monumentos más visitados de Castilla-La Mancha. Es un elemento histórico a escala nacional”, destacó.

No es casualidad que el libro aparezca ahora, en el 850 Aniversario de la Consagración, y no es casualidad tampoco que se presente en el corazón de la catedral donde se ubica el quehacer y las actuaciones de canónigos y de Cabildo. “Han tenido la deferencia de ceder este espacio para ser el lugar donde se presenta mi libro. Me he sentido apoyado por el Cabildo, no sólo ahora, sino también en todo el proceso de su escritura. Por eso digo siempre que el libro, también es suyo”.

La edición, con la que colaboran el Ayuntamiento y Cabildo seguntinos, ha corrido a cargo de la Diputación Provincial y la Demarcación de Guadalajara del Colegio de Arquitectos, en tanto que el Ministerio de Cultura y Deporte ha participado aportando la planimetría de la Catedral y documentación histórica de sus archivos.

El evento lo condujo el deán de la catedral, Jesús de las Heras. “Ha sido un acto emotivo y entrañable en el que la emoción, la música y la historia del arte y de la arquitectura, se han fundido en la catedral de Sigüenza”, destacó el deán.

Igualmente intervino el alcalde de Sigüenza y presidente de la Diputación, José Manuel Latre. En primer lugar, el regidor destacó la calidad humana, incluso por encima de la profesional y artística de ambos protagonistas, Juste y Galiano. Sobre el libro, Latre lo ensalzó como una obra maestra y guía tanto para profanos como para expertos. Sobre el cuadro, el alcalde de Sigüenza lo calificó de “magnífico” y “una muestra mas de la implicación de su autor con su ciudad”.

Presentación y donación tuvieron prólogo y postre musical. De nuevo el organista de la catedral, Antonio Marco, interpretó en esta ocasión dos fragmentos de la “Suite Gothique” de L. Böellmann (1862-1897), Introduction-coral y Prière à Notre-Dame, como seña del hermanamiento ante la la tragedia sufrida por la catedral francesa, además del Ave María de Shubert.