Nacional

La compañía afianza su liderazgo tecnológico, crece de forma sostenible y rentable e incrementa la relevancia del cliente

El beneficio neto de Telefónica crece el 10,6% y alcanza 926 millones de euros en el primer trimestre del año

Los ingresos aceleran el crecimiento y totalizan 11.979M€, un aumento del +3,8% en términos orgánicos (-1,7% vs 1T18). Todas las regiones crecen orgánicamente

La Comarca

10/05/2019

(Última actualización: 12/05/2019 07:54)

Imprimir

Telefónica ha presentado hoy los resultados financieros correspondientes al primer trimestre de 2019, que muestran una mejora en su tendencia de crecimiento, tanto en ingresos como en beneficio neto y beneficio por acción. Además, presenta un flujo de caja libre que se multiplica por 2,6 veces frente al primer trimestre de 2018 que permite acelerar la reducción de deuda (-693M€ en el trimestre; en torno a -1.700M€ adicionales incluyendo eventos posteriores a 31 de marzo).

José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica

“Empezamos el año extendiendo el liderazgo en despliegue de fibra y 4G, probando las nuevas capacidades de 5G y avanzando en el programa de virtualización UNICA, lo que nos permite seguir ganando relevancia con nuestros clientes a través de una mejor experiencia y una mayor vida media de los mismos.

Los resultados del trimestre muestran una destacada mejora en la tasa de crecimiento de los ingresos, crecimiento de doble dígito del beneficio neto y del beneficio neto por acción, una fuerte generación de caja, tres veces superior a la del primer trimestre del ejercicio anterior, y una aceleración en la reducción de deuda, que se reduce por octavo trimestre consecutivo y permite seguir aumentando la fortaleza de nuestro balance.

Con todo ello, reiteramos el dividendo y los objetivos financieros fijados para 2019”

Crecimiento consistente y rentable

La base de accesos de Telefónica se sitúa en 352,4M a marzo de 2019. Durante este primer trimestre se acelera el crecimiento del ingreso medio por cliente al 4,2% interanual orgánico (+3,8% el trimestre anterior) a la vez que el churn se mantiene estable, gracias al foco estratégico en clientes de alto valor, que continúan mostrando un sólido crecimiento.

Los ingresos correspondientes al periodo enero-marzo se sitúan en 11.979M€ y continúan su tendencia de aceleración del crecimiento interanual, hasta el 3,8% en términos orgánicos (-1,7% reportado), apoyados en los ingresos de servicio (+2,6%) y por venta de terminales (+15,6%).

La compañía continúa avanzando en el proceso de transformación de sus ingresos enfocado a la monetización de datos y servicios digitales, alcanzando los ingresos asociados a la conectividad de banda ancha junto a los servicios más allá de la conectividad el 56% del total de ingresos del primer trimestre de 2019 (+3 p.p. interanual).

Los gastos por operaciones (8.114M€ en enero-marzo) se reducen en el trimestre un 4,9% interanual, afectados por el impacto de la aplicación de la nueva norma contable NIIF-16 así como por la evolución de las divisas.

Es importante destacar que la variación reportada de los resultados consolidados del primer trimestre de 2019 refleja la adopción de la normativa contable NIIF-16 desde 1 de enero de 2019 (los resultados de enero-marzo 2018 se reportan bajo la NIC-17). La variación orgánica excluye el efecto del cambio contable a NIIF-16 en el primer trimestre 2019 (+414M€ en OIBDA, -384M€ en amortización del inmovilizado, -53M€ en gastos financieros netos y -17M€ en el resultado atribuido a los accionistas de la Sociedad Dominante). Asimismo, a 31 de marzo de 2019 los pasivos por arrendamientos, incluyendo los mantenidos para la venta, se sitúan en 7.439M€.

Por otra parte, la evolución de los tipos de cambio tiene un impacto negativo en los resultados reportados de la Compañía, principalmente por la depreciación frente al euro del peso argentino y del real brasileño. Así, en el primer trimestre de 2019 las divisas reducen en 4,9 p.p. el crecimiento interanual de los ingresos y en 4,7 p.p. el del OIBDA. Sin embargo, el impacto negativo de la depreciación de monedas a nivel OIBDA (-180M€ en el primer trimestre de 2019) se reduce significativamente en términos de generación de caja (-74M€).

El OIBDA (4.264M€ en enero-marzo) aumenta un 10,3% interanual en el trimestre (+1,0% orgánico) y recoge +534M€ de impactos especiales: i) adopción de la norma contable NIIF 16 (+414M€), ii) plusvalía por la cesión de derechos futuros asociados a una cartera de reclamaciones (+103M€), iii) plusvalías netas por la venta de compañías (+86M€, fundamentalmente Antares), iv) gastos de reestructuración (-47M€) y v) el ajuste por hiperinflación en Argentina (-22M€). Excluyendo los impactos mencionados, el OIBDA subyacente asciende a 3.730M€ en el trimestre (-3,9% interanual).

El margen OIBDA se sitúa en el 35,6% en el trimestre y se expande 3,9 p.p. interanual (-0,9 p.p. orgánico).

De este modo, el beneficio neto en el primer trimestre alcanza 926M€ y aumenta un 10,6% interanual. El resultado básico por acción asciende a 0,16€ en el trimestre y aumenta un 33,8% interanual.

El CapEx de enero-marzo totaliza 1.554M€ (+4,3% interanual) e incluye 18M€ de espectro en T. Centroamérica. En términos orgánicos, aumenta un 11,2% afectado por el distinto calendario de ejecución y continúa enfocado en acelerar la excelencia de la conectividad (despliegue de redes ultra rápidas, incremento de la capacidad y virtualización de la red) y la mejora de la calidad y experiencia del cliente (aplicación de la Inteligencia Artificial en las plataformas tecnológicas de la Compañía).

El flujo de caja operativo (OIBDA-CapEx) asciende a 2.710M€ en enero-marzo 2019 y aumenta un 14,2% interanual (-5,3% orgánico, afectado por el distinto calendario de ejecución del CapEx).

Así, el flujo de caja libre excluyendo la amortización del principal de los pasivos por arrendamientos asciende a 1.908M€ en enero-marzo 2019. Si bien, incluyendo estos pagos (-500M€), el flujo de caja libre asciende a 1.408M€ en enero-marzo 2019 y aumenta 2,6 veces interanual.

Reducción de deuda por octavo trimestre consecutivo

La deuda neta financiera a marzo 2019 (40.381M€) se reduce en 693M€ respecto al cierre de 2018 gracias a la generación de caja libre (1.408M€) y las desinversiones financieras netas, principalmente por la venta de Antares y T. Guatemala (139M€). En sentido contrario, los factores que incrementan la deuda son; i) la retribución al accionista (46M€, incluyendo la sustitución de instrumentos de capital y el pago de sus cupones) ii) los compromisos de origen laboral (239M€) y otros factores por importe neto de 570M€.

Incluyendo eventos posteriores al cierre, la deuda neta financiera se reduciría adicionalmente en aproximadamente 1.700M€. Por otra parte, tras la adopción de la norma NIIF-16 los pasivos por arrendamientos, incluidos los mantenidos para la venta, ascienden a 7.439M€. Así, la deuda financiera neta incluyendo arrendamientos asciende a 47.820M€.

En enero-marzo 2019, la actividad de financiación de Telefónica asciende a aproximadamente 4.437M€ equivalentes (sin considerar la refinanciación de papel comercial y préstamos bancarios a corto plazo) y se centra en mantener una sólida posición de liquidez, así como en refinanciar y extender los vencimientos de deuda (en un entorno de tipos bajos). Así, a cierre de marzo, el Grupo tiene cubiertos los vencimientos de deuda durante los próximos dos años. La vida media se sitúa en 10,2 años (frente a 9,0 años en diciembre de 2018).

Conectividad excelente

La conectividad excelente basada en la transformación y simplificación de la red y la aplicación de la Inteligencia Artificial en las plataformas tecnológicas de la Compañía es la clave para ser relevantes.

La industrialización del proceso de despliegue y conexión de fibra supone una clara ventaja competitiva tanto en España como en Latinoamérica. Así, la cobertura de FTTx/cable del Grupo alcanza 84,9M de UUIIs (51,8M en red propia; +13% interanual; 21,8M FTTH en España, 20,0M en Brasil y 10,0M FTTx/cable en Hispam (+34% interanual); y los accesos de fibra y cable minoristas conectados ascienden a 13,6M (+18% interanual). Estos accesos de banda ancha ultrarrápida representan el 63% de los accesos de banda ancha (+9 p.p. interanual). Además, en España hay 1,7M de accesos de fibra mayoristas (x2 interanual) impulsados por acuerdos con los principales operadores del mercado. En LTE la cobertura alcanza el 78% (+5,3 p.p. interanual; 95% en Europa y 72% en Latinoamérica) y el tráfico el 71% del total.