Puertollano

El Viernes de Dolores del 2018 no pudo ser ante la persistente lluvia

La barriada Libertad de Puertollano se vuelca en la primera salida procesional de Nuestra Señora del Mayor Dolor (con vídeos)

La Dolorosa, que salió y regresó a la parroquia de San Antonio de Padua, fue portada por 44 hombres y mujeres, y arropada por la Asociación Banda de Música de Puertollano

La Comarca

13/04/2019

(Última actualización: 14/04/2019 07:18)

Imprimir

Un año ha sido necesario esperar para que Nuestra Señora del Mayor Dolor y Misericordia abriera la Semana Santa por las calles de la barriada Libertad. El Viernes de Dolores del 2018 no pudo ser ante la persistente agua de lluvia a la hora fijada.

Numerosas personas aguardaban en la plaza del Minero la salida procesional de esta Dolorosa portada por 44 hombres y mujeres desde la parroquia de San Antonio de Padua, que desde el inicio pusieron a prueba su esfuerzo para salvar la puerta del templo y algún que otro cableado por el itinerario.

Olor a incienso y el calor de la devoción se sintió en un vía crucis por este antiguo barrio minero que se iniciaba con la interpretación de “Mi amargura” por la Asociación Banda de Música de Puertollano.

Obra del escultor sevillano Miguel Ángel Valverde

Nuestra Señora del Mayor Dolor es obra de escultor sevillano de Carmona, Miguel Ángel Valverde Jiménez, y forma parte del conjunto escultórico junto al Cristo Yacente (Santísimo Cristo del Amor y Misericordia) y San Juan.

Para esta primera salida procesional ha sido vestida por Ángel Luz Martín Gómez con una saya bordada en hilo de oro de terciopelo negro y manto de terciopelo, en un trabajo conjunto realizado por Francisco Franco de Coria del Río (Sevilla). La corona y el puñal de Paula Orfebres, rosario antiguo de nácar bañado en oro y una mantilla de tul bordada a mano por una feligresa de la parroquia, que la donó junto con el pañuelo a juego también realizado en tul bordado de encaje con hilo de oro.

Y como novedad la virgen ha estrenado en esta ocasión una cruz de oro diseñada por el vestidor de la imagen Ángel Luz Martín Gómez, y que ha sido posible gracias al oro que ha ido regalando gente de la parroquia a base de anillos, pulseras, pendientes y demás piezas que han servido para elaborar dicha joya. Toda una muestra de cariño y devoción a la imagen.

Un Viernes de Dolores que se iniciaba en la Parroquia de San Antonio de Padua con una eucaristía oficiada por Alfonso Morejudo, y en la que intervino también como organista Ángel Luz Martín.