Provincia

Acompañado de una guía rápida de consulta

El hospital de Puertollano elabora un protocolo para facilitar la vida a los pacientes con un estoma

Una ostomía es una intervención quirúrgica para crear un estoma, una abertura a través de la pared abdominal para conducir al exterior los desechos orgánicos, materia fecal o secreciones del organismo

El documento pretende solucionar complicaciones puntuales con el estoma y con la piel a la que se adhiere la bolsa y evitar desplazamientos a Urgencias

La Comarca

12/04/2019

(Última actualización: 14/04/2019 11:03)

Imprimir

La consulta de Enfermería de Ostomías de la Gerencia de Atención Integrada de Puertollano, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha elaborado un protocolo de actuación para pacientes sometidos a esta intervención con el fin de facilitarles su vida cotidiana con la bolsa recolectora y la solución de complicaciones puntuales sin necesidad de que tengan que acudir al servicio de Urgencias.

El encargado de la redacción de este documento ha sido el titular de la consulta, el enfermero Luis Antonio Ruiz del Valle Rabadán, uno de los miembros del Grupo de Ostomías de Castilla-La Mancha.

El protocolo elaborado por la Gerencia de Puertollano “indica las pautas para utilizar el dispositivo más adecuado dependiendo de la localización de la ostomía y cómo actuar ante cada una de las diferentes complicaciones que pueden aparecer”. Además, Ruiz del Valle ha diseñado un mapa conceptual esquemático a modo de guía rápida de consulta para que el profesional pueda hacer uso de ella de un vistazo.

Una ostomía es una intervención quirúrgica para crear un estoma, una abertura a través de la pared abdominal para conducir a una bolsa adherida al abdomen los desechos orgánicos, materia fecal u orina. Las ostomías pueden ser temporales, para permitir la recuperación del intestino después de una cirugía, o permanentes, cuando se ha extirpado parte del recto, ano y colon. Más de tres mil castellano-manchegos se han sometido a una de estas intervenciones.

El Grupo de Ostomías de Castilla-La Mancha lo integran ocho enfermeros expertos en estomaterapia y cuya especialización está avalada por la Sociedad Española de Enfermería Experta en Estomaterapia (SEDE).

Sus objetivos son dar visibilidad a estos pacientes y coordinar actuaciones encaminadas a proporcionarles unos cuidados integrales con un nivel de excelencia que mejore la calidad de vida y el estado de salud física, emocional y social de las personas portadoras de algún tipo de estoma en todas sus fases, preoperatoria, intrahospitalaria y domiciliaria.

Desde estas consultas especializadas se lleva también el seguimiento posterior al alta, un control que contribuye a mejorar el día a día del paciente, reduce las posibles complicaciones postoperatorias y favorece la adaptación a su estoma y a la bolsa recolectora.

La del área de Puertollano está ubicada en la tercera planta del Hospital “Santa Bárbara”, junto al Hospital de Día, y fue de las primeras en ponerse en marcha en la región, ya que data de 2011. En la actualidad atiende a unos cuarenta pacientes, entre los que acuden a consulta mensual y los que vienen por tratamiento o para dar solución a problemas puntuales.

“El trabajo con el paciente ostomizado --comenta Ruiz del Valle--, comienza en el postoperatorio, cuando le explicamos a él y a su familia las nociones de educación sanitaria que necesita sobre aspectos higiénicos y dietéticos o de manejo en el cambio de bolsa” y prosigue con las visitas periódicas, una continuidad de cuidados que “repercute positivamente en el estado general y el confort de las personas portadoras de un estoma, y reduce mucho su ansiedad”.

El protocolo y la guía rápida se han distribuido en todas las zonas básicas de salud del área de Puertollano y también se ha hecho llegar a la residencia de mayores para facilitar el trabajo de los profesionales sanitarios que los atienden.

Además, está prevista la próxima entrada en funcionamiento de una consulta telefónica que facilitará la comunicación del paciente con un profesional cualificado sin necesidad de que se desplace al hospital.