Región

En las jornadas del Estatuto de la Mujer Rural organizadas por FADEMUR Y UPA

Martínez Arroyo destaca que la paridad “debe ir más allá de cuestiones políticas” porque es una “cuestión de justicia”

Ha resaltado que en el texto del Estatuto de las Mujeres de Castilla-La Mancha se incluye la obligatoriedad de que en los órganos de dirección de las asociaciones y empresas que accedan a ayudas públicas se garantice la paridad

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha resaltado el papel de la mujer en el medio rural, donde en las nuevas órdenes de incorporación a la agricultura, uno de cada tres proyectos presentados, ha sido de mujeres habiéndose, además, multiplicado por cinco el número de titularidades compartidas

La Comarca

04/04/2019

(Última actualización: 12/04/2019 08:51)

Imprimir

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado hoy que la paridad, también en el medio rural, “debe ir más allá de cuestiones políticas” porque es una “cuestión de justicia” con la mitad de la sociedad, las mujeres, que representan el 50 por ciento y por ello, en el proyecto de Estatuto de las Mujeres Rurales, impulsado por el Gobierno regional con la sociedad, se incluye la obligatoriedad por parte de las asociaciones y empresas que exista paridad “de verdad” en los órganos de decisiones para poder acceder a las ayudas públicas.

Francisco Martínez Arroyo, que ha participado esta mañana en Pedro Muñoz, en las ‘Jornadas del Estatuto de la Mujer Rural’, organizadas por la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), y que han sido clausuradas por el presidente regional, Emiliano García-Page, ha recordado que la mujer es la mitad de la sociedad y “no se trata de hablar de colectivos”, sino que las sociedades “se construyen juntos”.

Así, ha destacado que este Estatuto, cuyo proyecto de ley se ha aprobado esta misma semana por el Consejo de Gobierno, está “hecho con dedicación y esfuerzo entre todos” y quien ha dado la cara ha afirmado, “ha sido FADEMUR, porque en Castilla-La Mancha hay una federación de mujeres y es FADEMUR”.

Ha incidido, que dentro de este proyecto de Estatuto, junto con la obligación de la paridad en los órganos de dirección de todas las organizaciones agrarias, cooperativas, organizaciones empresariales o sindicales que accedan a las ayudas públicas, que deberán garantizar que al menos el 40 por ciento de sus órganos de dirección sean mujeres, se destaca la importancia de la titularidad compartida, que en estos años se le ha dado un gran impulso a esta figura, que se ha conseguido “multiplicar por cinco”.

También ha resaltado la importancia del acceso de las mujeres jóvenes que quieran formar parte de la agricultura o ganadería, con convocatorias en las que se han priorizado sus proyectos, por el hecho de ser mujer, con 10 puntos de los 20 necesarios para acceder a las ayudas, lo que ha permitido que 1 de cada 3 proyectos de los 2.500 nuevos jóvenes incorporados, sea de una mujer y gracias a lo que “ni una sola mujer se ha quedado fuera”, aportando “color” frente a otras épocas “en blanco y negro”.

Durante la presentación de la jornada, de la mano de Lola Martín, coordinadora regional de FADEMUR, donde también han intervenido el alcalde de Pedro Muñoz, José Juan Fernández y el secretario general de UPA, Julián Morcillo, Martínez Arroyo ha destacado que el Estatuto de las Mujeres Rurales busca dar visibilidad a las mujeres en el medio rural y acabar con la doble discriminación que viven en la actualidad, frente a aquellas que habitan en las ciudades.

En él se recogen también que aquellas empresas particulares y cooperativas que tengan en marcha un plan de igualdad, o en las que más del 50 por ciento de los miembros de los consejos de dirección o los consejos rectores sean mujeres, van a tener prioridad en las ayudas.

Además, se pretende priorizar por Ley a todas las mujeres que viven en el medio rural en todas las líneas de ayudas públicas que tengan que ver con la agricultura, la ganadería, la industria agroalimentaria o el desarrollo rural y cubrir el déficit que la sociedad tiene con ellas, ya que por vivir en los pueblos se ven más afectadas por el acceso al mercado laboral o la falta de infraestructuras.

“Son necesarias las ideas”

El consejero ha tenido hoy también palabras para una mujer, Elena de la Cruz, consejera de Fomento, fallecida tal día como hoy hace dos años, de la que ha dicho que “a nadie más que a ella le hubiera gustado estar aquí”, porque era una persona “que disfrutaba de las cosas bonitas de la vida, de las que están más cerca del corazón que de la cabeza; más cerca del sentimiento que de las ideas”.

Enlazando con ello, ha resaltado que para que lo que está cerca del sentimiento se convierta en una realidad, “son necesarias las ideas”, como se ha hecho desde FADEMUR, reconociendo el esfuerzo de la organización y de su presidenta, Elisa Fernández, trasladando que una de las cosas más importantes del Gobierno de Castilla-La Mancha era crear un estatuto para las mujeres rurales.

Así, se ha referido a que esas ideas, puestas ya por escrito, están reflejadas en el proyecto de Estatuto de las Mujeres Rurales, que cuyo proyecto, con rango de Ley, se aprobará en el próximo periodo legislativo.

Adjuntos

Martínez Arroyo - Mujeres jóvenes:

Martínez Arroyo - Paridad: