Puertollano

Este viernes a las 19:00 horas en el Museo Cristina García Rodero

Imágenes de lugares rivereños en Puertollano con 'Guadianas', del fotógrafo Manuel Ruiz Toribio

Para sacarlos de la oscuridad y devolver al río parte de la riqueza que nos dio durante miles de años

La Comarca

04/04/2019

(Última actualización: 12/04/2019 08:53)

Imprimir

Manuel Ruiz Toribio, fotógrafo documental, presenta su libro 'Guadianas' este viernes a las 19:00 horas en el Museo Cristina García Rodero. Un recorrido gráfico durante más de un lustro lugares rivereños para sacarlos de la oscuridad y devolver al río parte de la riqueza que nos dio durante miles de años.

Es el más misterioso de todos los de Europa. El más viejo. El Guadiana es el único gran río de la península que nace en llano, lejos de los sistemas montañosos donde sus hermanos comienzan el viaje hacia mares y océano

Recorrer un río es uno de los placeres más hermosos que podemos tener en la vida. Descubrir varios ríos dentro de uno es una experiencia que nos llena, nos perturba y nos hace más sensibles ante lo que tenemos cercano. Plasmarlo en un soporte duradero, un libro, para después enseñarlo a los demás, es el resultado final que permanece en el tiempo.

¿Se imaginan un río que las crónicas lo hicieron desaparecer para volver de nuevo a la luz después de algunas leguas? ¿Que en algunos tramos sus aguas cambian de sentido y van a contracorriente cuando menos lo esperamos?

Este brazo de agua tan enigmático trascurre por tres regiones de España y dos de Portugal. Cambia de país pero no de nombre. En los tres tramos desiguales a lo largo de su recorrido, diferentes culturas hicieron del Guadiana un río propio; los primeros se apartaron de él por miedo a las enfermedades, otros lo apresaron convirtiéndolo en la mayor reserva de agua dulce de Europa y los últimos lo amaron mientras lo veían desaparecer en aguas atlánticas.

Trabajos y celebraciones, arquitectura y ruina. Gentes humildes que jamás se enriquecieron pero que vivieron con dignidad gracias a él. Puentes que unieron para siempre y otros que fueron volados para separar pueblos.

Historias de intrahistoria conforman este trabajo sobre manchegos, extremeños, andaluces, alentejanos y algaravíos. Cervantes o Saramago sacaron del ostracismo al río más herido y olvidado de todos, no lo curaron pero lo convirtieron en el más literario de los ríos de Iberia.