Villamayor de Calatrava

Los hechos tuvieron lugar a la salida del Juzgado de Ciudad Real

La Fiscalía pide dos años de prisión para el agresor del teniente de alcalde de Villamayor

Las acusaciones particular y popular piden más de tres años de prisión y acusan por otro delito de obstrucción a la justicia

La Comarca

04/04/2019

(Última actualización: 12/04/2019 08:52)

Imprimir

El juzgado de 1ª Instancia ha decretado la apertura de juicio oral a L.F.P, copropietario de la Finca La Cruz, de Villamayor de Calatrava, por un delito de atentado a la autoridad, un delito de lesiones a resultas de la agresión que el citado realizó contra el concejal y teniente de alcalde, Antonio López, el pasado 11 de julio y que fue condenada “enérgica y rotundamente” por el pleno del ayuntamiento de Villamayor, el pasado 14 de agosto, con los votos a favor de PP y PSOE, partidos que apoyaron igualmente que el ayuntamiento se personase como Acusación contra L.F.P, “por los gravísimos hechos que realizó contra un servidor público en el ejercicio de sus funciones”, según el texto de la moción aprobada.

La citada agresión tuvo lugar el pasado 11 de julio de 2018, a la salida de los Juzgados de Ciudad Real, y en el marco del contencioso que mantiene el Ayuntamiento por la recuperación de oficio de unos caminos.

El Ministerio Fiscal considera acreditada la existencia de un delito de atentado a la autoridad y un delito de lesiones por parte L.F.P., por lo que pide una pena de dos años de prisión y multa económica.

La acusación particular y la acusación popular solicitan penas mayores. Las acusaciones razonan en sus respectivos escritos la existencia de concurso ideal del delito de lesiones con el de atentado a la autoridad, y recuerdan que la agresión al concejal está sancionada en el Código Penal con penas que van de uno a seis años de prisión. Por otro lado, al producirse el hecho en el marco de un proceso judicial y como una represalia, consideran que existe un posible delito de obstrucción a la justicia, castigado de uno a cuatro años de prisión.

Ataques a representantes municipales

Para las acusaciones, los hechos son especialmente graves teniendo en cuenta que el ataque se ha producido como consecuencia de la defensa de los intereses del municipio. Alegan además que la agresión se ha producido en el marco de ataques a los representantes municipales desde que se iniciaron las gestiones para intentar recuperar unos caminos que consideran que son propiedad de todos los habitantes del pueblo. El acusado, recuerdan, “ha llegado a denunciarles en la Fiscalía en un claro intento de amendrentarles”. El resultado es que todas y cada una de las denuncias han sido archivadas. Algunas por ser manifiestamente improcedentes. El Teniente de Alcalde denuncia la “indefensión” que tiene un concejal ante este tipo de actitudes y la necesidad de una sentencia ejemplar que ponga freno a la actitud del acusado.

En el auto de apertura del juicio oral, se recoge también la imputación de un supuesto delito de amenazas por parte del Teniente de Alcalde agredido, lo que a juicio del mismo “no es más que un intento burdo y desesperado” de justificar lo injustificable. De hecho, hemos puesto de manifiesto las contradicciones en las que incurre el acusado.