Puertollano

En los últimos meses han roto varias lunas en los vehículos aparcados en el recinto

Una ola de actos vandálicos obliga a intensificar la vigilancia en el Hospital de Puertollano

Esta madrugada los agentes de seguridad han sorprendido a un hombre intentando forzar un coche y al huir ha dejado un destornillador en el que podría haber huellas dactilares

La Comarca

01/04/2019

(Última actualización: 02/04/2019 15:43)

Imprimir

Los trabajadores del hospital Santa Bárbara de Puertollano acuden cada mañana a los aparcamientos, una vez finalizada su jornada laboral, con el temor de encontrarse con algún acto vandálico cometido en su coche.

Según ha denunciado alguno de los afectados a La Comarca, este lunes ha sido el vehículo de la traumatóloga, pero afortunadamente no ha sufrido daños mayores porque el caco ha sido sorprendido in fraganti por los guardas de seguridad del hospital y se ha dado a la fuga dejando olvidado un destornillador en el que la policía, que ya está informada, podría encontrar huellas dactilares.

Intensificar la vigilancia

Por otra parte, Fuentes del Sescam han informado que ante esta ola de actos vandálicos se va a intensificar la vigilancia tanto en el interior del hospital como en el exterior, zona de aparcamientos incluida, buscando fórmulas que refuercen la vigilancia también de las cámaras de vídeo de seguridad que hay instaladas.

En este mes varios coches han sido objeto de robos y actos vandálicos, el anterior fue el pasado viernes cuando una enfermera de urgencias hallaba su coche con el cristal roto y descubría, además, que le habían robado la documentación del vehículo y el mando de la cochera, y pocos días antes una compañera suya encontraba su coche al finalizar la jornada laboral con la ventanilla destrozada.

Pero los actos vandálicos no se cometen solo en el aparcamiento porque, según esta misma fuente, recientemente una enfermera que llegó a cambiarse a los vestuarios tuvo que llamar a los guardas de seguridad porque había una persona que después se dio a la fuga, intentando abrir alguna taquilla.

Con anterioridad, en el pasado mes de febrero, intentaron robar en el cajero que había instalado en la entrada de consultas y en agosto del 2018 forzaron el sagrario de la capilla en otra tentativa de robo fallida porque no había nada de valor en su interior.

Los trabajadores del hospital sospechan que los autores esperan a que los guardas de seguridad hagan su ronda habitual para campar a sus anchas en las instalaciones, por lo que han denunciado estos hechos que van a ser investigados por la policia.