Región

Aseguran que son "un despido ilegal masivo de miles de empleados públicos"

Concentración el 6 abril en Toledo: "las opes 'de estabilización' no estabilizan ni solventan la temporalidad"

Las OPEs ofertan plazas ocupadas por empleados públicos contratados en fraude de ley desde hace entre 5 y 30 años

La Comarca

22/03/2019

(Última actualización: 23/03/2019 11:49)

Imprimir

La Plataforma de interinos de Castilla-La Mancha y Solidaridad Obrera SESCAM, como organizaciones integrantes de la Coordinadora Estatal de Empleados Públicos en Fraude de Ley, convocan el 6 de abril, al igual que el resto de comunidades autónomas una concentración a las 12 horas, en la plaza de Zocodover (Toledo).

Para exigir:

1. Paralización inmediata de los falsos procesos de estabilización, sin perjuicio de la continuidad de la oferta de plazas ordinarias para cubrir bajas de efectivos.

2. Suspensión y anulación de todo cese y despido ilegal

3. Estabilización mediante regularización administrativa, de todo el personal público en fraude y abuso de temporalidad

4. Igualdad de trato y condiciones de trabajo entre personal temporal y fijo de la Administración

5. Reversión de la privatización

6. Recuperación de vacantes y plazas amortizadas sacando a oferta de empleo público las plazas necesarias para acabar con las plantillas deficitarias

Los interinos aseguran que “la alta tasa de trabajadores con contrato temporal en las administraciones públicas refleja el abuso en la contratación de personal funcionario interino, personal estatutario temporal y trabajadores temporales de larga duración en plazas que deberían haberse cubierto como fijas hace años para ofrecer la calidad de los servicios que requieren los ciudadanos. Una temporalidad abusiva ilegal ya denunciada y sentenciada por los tribunales como fraude de ley y recriminada por la Unión Europa por incumplir la Directiva 1999/70/CE, puesto que los contratos temporales deben responder a necesidades igualmente temporales y no utilizarse para cubrir plazas estructurales, impidiendo el acceso de miles de empleados públicos a estabilizar su empleo”.

“La estrategia de reducir la temporalidad en la Administración mediante Ofertas de Empleo Público (OPEs) “masivas”, donde se convocan todas las plazas que ya están ocupadas desde hace años por empleados públicos temporales en fraude de ley, es una forma encubrir la actuación ilegal de la administración a costa del despido ilegal masivo de miles de empleados públicos de todos los sectores de la Administración de Castilla-La Mancha. Porque estos procesos, mal llamados “de estabilización”, no estabilizan a personas, sino plazas y no crean empleo, sino que suponen el despido ilegal masivo de miles de empleados públicos temporales de larga duración, que pasarán a engrosar las listas del paro, sin recibir ni siquiera una indemnización tras décadas prestando sus servicios, experiencia y formación trabajando para las administraciones públicas”.

Durante décadas, mantienen, “la Administración Castellano-manchega ha incumplido el plazo improrrogable de tres años establecido por el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) para la ejecución de las ofertas de empleo y cuando las ha ejecutado, no ha ofertado el 100% de la tasa de reposición (número de funcionarios de nuevo ingreso que se pueden incorporar en función de las bajas que se hayan producido en el año anterior), sacando menos plazas vacantes de las existentes, amortizando plazas e incrementando así la plantilla de plazas temporales o interinidades”.

Esta situación ha dado lugar a “la elevadísima tasa de contratación temporal de larga duración que actualmente tenemos en Castilla-La Mancha y en todo el país y que, siendo responsabilidad directa de las diferentes administraciones públicas, quieren resolver lavándose las manos ofertando las plazas y haciéndonos pagar con nuestro empleo a quienes hemos accedido a nuestro trabajo mediante procedimientos que respetan los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad y durante años llevamos desempeñando las mismas funciones que los funcionarios de carrera”.

Finalmente tienen claro que “este fraude queda en el limbo y sin más alternativa que la que nos ofrece la propia Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS): denunciar nuestra situación en el contencioso-administrativo antes de que nos cesen, ya que la ITSS no tiene competencia sobre el personal interino o eventual, pues su relación está regulada por el EBEP, al tener un carácter jurídico-administrativo y no laboral. Exigimos, por tanto, una solución lógica y adecuada para todos”.