Puertollano

Este martes se ha celebrado el juicio en la Audiencia Provincial

El acusado de intentar matar a hachazos a su vecino en Puertollano declara que solo intentaba defenderse

En esta ocasión la Fiscalía ha pedido siete años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa

La Comarca

05/03/2019

(Última actualización: 06/03/2019 08:57)

Imprimir

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha comenzado este martes, 5 de marzo, a juzgar a F.M.D.R., un ciudadano de Puertollano acusado de intentar matar a hachazos a su vecino, J.C.N.R., tras discutir en un bar de la localidad el 19 de marzo del año 2016. En este caso, y según fuentes de Europa Press, el acusado ha alegado que los hechos se produjeron en un forcejeo al intentar defenderse de la agresión.

La Fiscalía pide siete años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa, además solicita que abone las costas procesales y que indemnice a la víctima con 19.325 euros por las lesiones y 119.928,27 euros por las secuelas. Por último, el fiscal exige, asimismo, una orden de alejamiento de 50 metros. (Noticia completa).

Cabe reseñar que el juicio no ha podido concluir al no presentarse un testigo de la defensa, quedando pospuesta la continuación hasta el día 14 de marzo de este año en curso.

Todo el día bebiendo y fumando “canutos”

Durante la declaración el acusado ha recordado que llevaba todo el día del suceso bebiendo y fumando “canutos”, y ha dejado claro que entre su vecino y él nunca habían tenido “ningún roce”. No obstante, los hechos sucedieron cuando ambos discutieron al mediar en una pelea en el bar donde se encontraba el acusado.

Cuando se personó la policía en el lugar, el acusado regresó a casa acompañado por un amigo. Al rato, y una vez que este tercer hombre hubo abandonado el domicilio, entra en escena de nuevo J.C.N.R., aporreando la puerta de la vivienda y diciéndole que lo iba a matar. No obstante, y a pesar de que “estaba muy aturdido” abrió la puerta, momento en el que su vecino le puso la mano en el cuello y se abalanzó con el hacha, manifestando que las cuatro heridas que presentaba la víctima podrían haber sido fruto del forcejeo.

Declaración del agredido

Por su parte, el agredido ha declarado que el acusado discutió con un amigo suyo en el bar y que los intentó separar, aunque no “hubo insultos ni amenazas” ni tampoco recuerda que hubiera acudido la Policía. Sin embargo ha dejado claro que sí fue a casa del acusado para “pedirle perdón”, y que no “aporreó” la puerta, ni le espetó que lo fuera a matar.

Es en este momento, sostiene que el acusado se le abalanzó y le golpeó, pero que no sabe si le dio “con un hacha, un martillo o una moto sierra”. Tras esto dice que se cayó, “perdió la vista” y ya no se acuerda de nada hasta que, no sabe cómo, se levantó y llegó a su casa.

Finalmente, declaraba que no conocía ni recuerda si el acusado estaba bajo los efectos del alcohol o las drogas.