Argamasilla de Calatrava

Se busca su puesta en valor como espacio sociocultural y patrimonio visitable

La Diputación inyecta 50.000 euros para contribuir a la restauración de la Casa de la Inquisición en Argamasilla

"Es un inmueble emblemático para Argamasilla de Calatrava, hasta el punto de que es nuestra obligación es mantenerla y completar su restauración”, explica Jacinta Monroy

La Comarca

04/03/2019

(Última actualización: 05/03/2019 15:47)

Imprimir

El Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava no solo mantiene sus planes de acondicionamiento de la Casa de la Inquisición como espacio cultural y para albergar determinados actos de calado institucional y social, sino que en pos de ello va a gozar del apoyo de la Diputación Provincial de Ciudad Real que ha valorado el proyecto y por eso ha concedido una subvención de 50.000 euros para su ejecución.

“La Casa de la Inquisición es un inmueble emblemático para Argamasilla de Calatrava, hasta el punto de que es nuestra obligación es mantenerla y completar su restauración”, explica Jacinta Monroy, quien agradece este nuevo apoyo de la institución provincial gracias al cual, “a corto plazo queremos acometer una adecuación del patio, cuando los requisitos arqueológicos cuenten con todos los parabienes”.

La alcaldesa, que ha visitado el recinto en compañía del primer teniente de alcalde, Jesús Ruiz, conviene en que el principal objetivo será la accesibilidad de esta planta baja, que se quiere destinar de una manera permanente “a exponer algunos elementos más propios de nuestra etnografía como población dedicada tradicionalmente al campo”, con aperos y otros elementos que ya atesora el Consistorio.

Desde el equipo de Gobierno se valora, asimismo, que la conservación y restauración de estos bienes inmuebles históricos deben ser también puestos en valor como lugares visitables especialmente los que tienen un carácter histórico como es esta Casa de la Inquisición, recinto datado de los siglos XVII y XVIII, que formaba parte de un importante conjunto urbanístico en su época.

Hay que recordar que tanto el pórtico como lo escudos que lucen en su fachada, de aires barrocos y neoclásicos, están protegidos por la Carta Arqueológica de la localidad. En el portón de entrada se pueden contemplar las letras ‘IHS’, lo que indican que fue un edificio religioso cercano a la Compañía de Jesús. Debajo se encuentran tres azucenas que lo asocian con los Dominicos, orden religiosa también vincula a la Inquisición.

En su época de mayor esplendor esta casa ocupaba una manzana. En la actualidad, debido a las desamortizaciones y otros contratiempos, su extensión se limita a 250 metros. Lo más interesante del interior es una cueva, compuesta por estructuras abovedadas y una extensa red de laberínticas galerías. El Ayuntamiento, hace años, realizó una importante inversión para consolidar fachada y estancias interiores.

Adjuntos

Jacinta Monroy, sobre el uso de la ayuda de Diputación para la Casa de la Inquisición: