Puertollano

Dio comienzo el pasado 12 de febrero pero tuvo que ser suspendido

El juicio contra Hermoso Murillo por el caso de la Plaza de Toros de Puertollano se reanudará el 24 de septiembre

El juez ha desestimado que la acusación particular conformada por los grupos municipales de PP e IU deba ser excluida, por lo que el procedimiento seguirá sin cambios al respecto

Javier Rubio

01/03/2019

(Última actualización: 02/03/2019 15:14)

Imprimir

El juicio contra Joaquín Hermoso Murillo, ex alcalde de Puertollano, por el caso de la Plaza de Toros se reanudará los días 24, 25 y 26 de septiembre tal y como han informado el PP local e IU-Puertollano a La Comarca. A pesar de que la sesión dio comienzo el pasado 12 de febrero, tuvo que suspenderse al plantearse nuevas cuestiones por parte de la defensa que obligaron al tribunal a tomar dicha decisión.

Además de Hermoso Murillo, en el banquillo de los acusados se sienta también el ex secretario accidental del Consistorio puertollanense, Juan Luis Vázquez Calvo, y el arquitecto técnico municipal, Eugenio Ángel Manso. Hay que recordar que los grupos municipales del PP y de IU se presentan como acusación particular.

Precisamente la acusación particular motivaba la disputa en la suspensión ya que en la sesión del pasado 12 de febrero las defensas solicitaron a la sala que se excluyese del procedimiento a los grupos políticos personados en la causa. Argumentaban que su incorporación como acusación particular no se hizo en los plazos establecidos y que por lo tanto existía un problema que debía ser subsanado por la sala. El juez, no obstante, ha desestimado tal petición, por lo que el juicio proseguirá en septiembre sin cambios al respecto.

El caso de la Plaza de Toros

La justicia investiga un presunto delito de prevaricación administrativa por irregularidades en la adjudicación de las obras de construcción de la segunda fase plaza de toros. La Fiscalía solicita diez años de inhabilitación para empleo o cargo público para los tres acusados de fragmentar estas obras en 69 expedientes a pesar de que conocían que no había causas técnicas que lo justificasen, por lo que procedieron a tramitar los distintos contratos sin publicidad adjudicándolos de forma directa.

En el caso de las acusaciones, solicitan que se juzgue también la existencia de los posibles delitos de falsedad en documento público y tráfico de influencias, y por ello piden penas de prisión de siete años para Joaquín Hermoso Murillo y seis años para los otros dos acusados.