Región

El proyecto LIFE Estepas de La Mancha pretende frenar el descenso de estas poblaciones que hallan en la región de Castilla La Mancha uno de sus últimos refugios

Comprar legumbres ecológicas y locales ayuda a proteger las aves esteparias

Con motivo del Día Mundial de las Legumbres, la Fundación Global Nature subraya la importancia de estas acciones que potencian la conservación de la naturaleza y conllevan beneficios socio-económicos

Las empresas Hortalizas Ecológicas Madridejos y D’ORIGEN se han unido a esta iniciativa que cuenta, además, con el apoyo del Ayuntamiento de Madridejos

La Comarca

09/02/2019

(Última actualización: 10/02/2019 18:40)

Imprimir

Encontrar en el empaquetado de lentejas y garbanzos imágenes de aves esteparias como sisones, avutardas. Con este reclamo tan icónico, el proyecto LIFE Estepas de La Mancha consigue transmitir al consumidor potencial uno de sus objetivos: el consumo este tipo de legumbres, ecológicas de proximidad y que están asociadas a una línea de trabajo con proyectos de conservación de naturaleza, ayuda a la producción y comercialización de cultivos tradicionales de La Mancha, fortaleciendo así el desarrollo rural, a la vez que protege a estas especies cuyas poblaciones están desapareciendo drásticamente.

Al proyecto se están uniendo empresas y está encontrando apoyos institucional fundamentales como, en este caso, del Ayuntamiento de Madridejos. En concreto, el año pasado dos empresas se sumaron al comercio ecológico y de proximidad: Hortalizas Ecológicas Madridejos y D’ORIGEN.

Por una parte, Hortalizas Ecologicas Madridejos, una empresa que apuesta por la agricultura ecológica en su propia huerta, en la que producen sus propias hortalizas que después venden en los mercadillos de los municipios de alrededor, alimentos de proximidad. Junto con sus hortalizas, venden legumbres ecológicas de Fundación Global Nature. Esta iniciativa se puso en marcha después de participar en un taller de empleo AGROECOMADRIDEJOS, promovido por la Diputación Provincial de Toledo en 2016, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Madridejos.

Por otra, la empresa D’ORIGEN, inaugurada en el 2018, es de las pocas tiendas de productos ecológicos de la comarca. Sus productos son de proximidad y de la tierra, y cuentan con certificación ecológica. Su espíritu se resume en “la necesidad de poder darle a nuestros hijos lo mejor y dar la oportunidad a quien lo desee de vivir en un mundo más natural y beneficioso”.

Día Mundial de las Legumbres

Como motivo del Día Mundial de las Legumbres, que se celebra el día 10 de febrero según declaró la ONU el pasado 20 de diciembre, la Fundación Global Nature (FGN) pretende subrayar la importancia de estas acciones que además de los beneficios socio-económicos que suponen, ayudan a mejorar la diversidad del paisaje y la conectividad ecológica. A la vez que se apoya al sector agrario manchego, se protege a las aves esteparias, cuyas poblaciones están estrechamente ligadas a los paisajes agrarios, lo que consigue unir sostenibilidad y rentabilidad.

Desde 2009

El proyecto LIFE Estepas de La Mancha da continuidad a la iniciativa de la FGN que desde 2009 potencian la conservación de la naturaleza y conllevan también beneficios socio-económicos. Esta iniciativa tiene su origen en un proyecto de Desarrollo Rural, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino (Actual Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España- MAPA). El rescate de estos cultivos tradicionales en Castilla-La Mancha, actualmente se centra en legumbres (lentejas y garbanzos) con certificación ecológica y cuya producción esté asociada a una estrategia de conservación coordinada por FGN.

La estrategia de comercialización diferenciada parte del hecho de que la producción de un cultivo ecológico puede contribuir al medio ambiente más allá de los términos legales (eliminación de fitosanitarios y fertilizantes de asimilación química). El agricultor implementa una serie de medidas agroambientales que, por un lado, contribuyen a reducir costes de producción y, por otro, mejora la biodiversidad beneficiosa no sólo del propio cultivo sino de su entorno.

Custodia de territorio

Las medidas de cultivo y protección de la biodiversidad se desarrollan en el marco de acuerdos de custodia del territorio. Las parcelas se ubican además en zonas asociadas a espacios protegidos, sistemas de alto valor natural o sus inmediaciones, por lo que su gestión sostenible beneficia hábitats únicos en Europa. Estos cultivos proporcionan además refugio y alimento a multitud de especies, como algunas de las últimas poblaciones de aves esteparias europeas. La rotación con leguminosas mejora la calidad del suelo y contribuye a la mitigación del cambio climático.