Región

Que permita corregir las indeseables oscilaciones de precio

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha propondrá una medida de regulación en el sector vitivinícola

La organización cooperativa cree necesaria la implementación de una acción de mercado

La Comarca

08/02/2019

(Última actualización: 09/02/2019 18:09)

Imprimir

Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha ha reunido esta semana a su Comisión Sectorial Vitivinícola para que las bodegas cooperativas más relevantes de la región analicen la actualidad del sector y la situación actual del mercado. En el encuentro se ha destacado el compromiso de realizar una propuesta de medida de regulación del mercado vitivinícola que se pueda activar automáticamente, a partir de la próxima campaña, para prevenir posibles perturbaciones o desajustes de mercado que se puedan producir en campañas venideras.

Autorregulación de las bodegas a partir de este mismo año

La organización cooperativa trabajará en una medida que se aplique en el ámbito nacional, con el objetivo principal de procurar equilibrar el abastecimiento regular del mercado y amortiguar las indeseadas oscilaciones de precios que en determinados momentos sucede en el mercado vinícola. En este sentido el portavoz se la sectorial de vinos de Cooperativas, Juan Fuente, ha matizado que “ha de ser fácil de entender y aplicar, basada en datos objetivos que permitan a cada bodega autorregularse, y que persiga por encima de todo la elaboración de productos de calidad que creen valor”.

Según Cooperativas “no existe justificación alguna sobre la enorme presión a la baja en las cotizaciones de los diversos transformados vitivinícolas elaborados en la presente campaña 2018/19”, ya que, según ha explicado el portavoz, “la suma de existencias, a inicio de campaña, en la Unión Europea de vino y mosto y la producción de la pasada vendimia están en cifras dentro de la media de las últimas cinco campañas”.

Y es que, tras conocerse los datos que la Comisión Europea dio en el mes de enero, con 154,6 millones de hl de existencias de inicio, unido a los 179,5 millones de hl de producto elaborado en la UE en la presente campaña 2018/19, ambas cifras configuran unas disponibilidades vitivinícolas de 334,1 millones de hl de vino y mosto. Esta cantidad tan sólo excede en 3 millones de hl sobre la media de las disponibilidades europeas en el último lustro, es decir, 331 millones de hl.

“Las bodegas cooperativas de la región estamos dispuestas a operar a precios razonables para abastecer los mercados mundiales, pero se está creando de forma artificial un escenario que no se corresponde con la realidad del mercado” ha afirmado Juan Fuente. “Era normal una corrección de las cotizaciones de los vinos en la presente campaña comercial, al haber habido mayor producción en todos los países productores europeos, pero el mercado debe estabilizarse y operar con fluidez y serenidad a la vista de dichas cifras”.

Apuesta por la integración comercial y el pago de la uva por calidad

Por otra parte, el portavoz vitivinícola ha indicado que “Castilla-La Mancha ha evolucionado muy positivamente en cuanto a competitividad de sus explotaciones vitícolas, con un rendimiento medio en la presente campaña de 63 hl/ha, cifra muy inferior a los 100 hl/ha de Alemania o los 77 hl/ha de Italia, y similares a Francia con 58 hl/ha”; por lo que ni mucho menos nuestra región se caracteriza por tener “rendimientos excesivos” como algunos califican de forma desafortunada porque puntualmente algunas parcelas presenten cifras fuera de lo habitual.

Cooperativas Agro-alimentarias está impulsando la vertebración comercial de sus bodegas cooperativas, y promoviendo la segmentación de las producciones, a través del pago de la uva a sus socios viticultores de forma diferenciada y objetiva, con el fin de captar mayor valor añadido y posicionar a nuestra región como despensa de vinos naturales y sostenibles.

Finalmente, la sectorial de vinos ha lamentado el deficiente aprovechamiento de las ayudas comunitarias en el sector vitivinícola en España, al haberse desaprovechado en la anterior campaña Feaga-2018 casi 49 millones de euros por la ineficiencia de las diferentes administraciones. “No entendemos desde el sector que se tenga que devolver tal cantidad de dinero a las arcas comunitarias por una ineficiente gestión, cuando aún existen diversos problemas estructurales en el sector agro-alimentario más importante de nuestra región”, ha concluido Juan Fuente, que además instaba a que en lo que atañe a nuestra Administración regional, esta agilice las comunicaciones y las certificaciones que tanto bodegas como viticultores necesitan para la ejecución de sus solicitudes en sus inversiones en bodega y en la reestructuración de sus viñedos.