Puertollano

Hace dos meses ya tuvo que ser acondicionada

Repintada la pared de la Casa de Baños de Puertollano tras un nuevo acto de vandalismo

Este tipo de acciones conllevan sanciones de hasta 500 euros y consecuencias penales para los autores

La Comarca

28/01/2019

(Última actualización: 29/01/2019 10:55)

Imprimir

La parte trasera de la Casa Baños ha sufrido un nuevo acto de vandalismo urbano dos meses después de que los trabajadores del Plan de Empleo la acondicionasen. Por ello, en la mañana de este lunes, de manera urgente, ha tenido que ser repintada al completo.

Una acción sobre el antiguo balneario que daña uno de los edificios históricos más emblemáticos de Puertollano y a la vez la propia imagen del Paseo de San Gregorio en el que se encuentra.

Aprender a respetar nuestro patrimonio

El concejal de Medio Ambiente, Carlos García, ha condenado este tipo de actuaciones y la falta de respeto que algunas personas muestran por nuestro patrimonio. En este sentido afirmó que la cartelería incontrolada, el vandalismo y las pintadas suponen un grave deterioro de edificios que forman parte de nuestra historia y de los espacios públicos. “Si queremos vivir en una ciudad amable y acogedora, debemos cuidarla entre todos, la administración y cada uno de los vecinos”, que deben conservar el legado de varias generaciones.

Al respecto recordó que la campaña 'Quiéreme' pretende que todos seamos cómplices en su cuidado y por ello animó a que hagamos un esfuerzo para que Puertollano muestre su mejor cara.

Sanciones de hasta 500 euros

Quizás los autores de estas pintadas desconozcan las consecuencias económicas, administrativas y penales que pueden conllevar sus acciones sobre el patrimonio local.

Para empezar la Ordenanza de Protección Civil establece en su artículo 286 la prohibición de pintadas en la vía pública sobre elementos estructurales, calzadas, aceras, mobiliario urbano, muros y paredes, que se tipifica como una infracción leve que puede derivar en una sanción administrativa de hasta 500 euros.

Reposición al estado originario

Hay más, y es que a este tipo de incívicas actuaciones también se puede aplicar la Ley 40/2015, de 1 de octubre, Ley de Régimen Jurídico del Sector Público, que fija en su artículo 28 que las responsabilidades administrativas que se deriven de la comisión de una infracción serán compatibles con la exigencia al infractor de la reposición de la situación alterada por el mismo a su estado originario, así como con la indemnización por los daños y perjuicios causados, que será determinada y exigida por el órgano al que corresponda el ejercicio de la potestad sancionadora.

Es decir que si fuera identificado el autor de este tipo de pintadas callejeras podría acarrearle sobre su bolsillo también los gastos de reparación de la pared a su estado original.

Consecuencias penales

También el autor o autores de estos mensajes callejeros sobre las paredes de cualquier rincón y en particular sobre el patrimonio quizás no hayan caído que su gracia con aerosoles, rotulares o pinturas puede llevar consigo consecuencias penales dado el daño causado a un patrimonio que es de todos.

El artículo 323 del Código Penal castiga con la pena de prisión de uno a tres años y multa de doce a veinticuatro meses el que cause daños en un archivo, registro, museo, biblioteca, centro docente, gabinete científico, institución análoga o bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, así como en yacimientos arqueológicos. En este caso, los Jueces o Tribunales podrán ordenar, a cargo del autor del daño, la adopción de medidas encaminadas a restaurar, en lo posible, el bien dañado.