Puertollano

El 2 de febrero a las 19:30 horas en la Plaza del Duque

La Candelaria de la Virgen de Gracia vuelve a Puertollano

Como años atras, Virgen de Gracia encenderá una hoguera, on degustación de chorizos, bailes típicos y música en directo

La Comarca

22/01/2019

(Última actualización: 22/01/2019 22:22)

Imprimir

La Agrupación Folklórica Virgen de Gracia celebrará el 40 aniversario de la Candelaria en Puertollano. Una fiesta que este colectivo recuperó en el centro de la ciudad y que tras un tiempo sin celebrarse vuelve a retomarla para compartirla con folklore alrededor de las llamas.

Será el 2 de febrero a las 19:30 horas en la Plaza del Duque, donde también está la sede de ese colectivo, a la espalda de la iglesia de la Asunción, cuando se encienda la hoguera, con la posterior degustación de chorizos, bailes típicos y música en directo. Además, se ofrecerán bebidas en una barra a cambio de un donativo.

Para celebrar esta tradición que se remonta a 1979, el grupo infantil de baile de la Agrupación Folklórica Virgen de Gracia llevará a cabo una pequeña actuación para todos los asistentes.

Distintas advocaciones de estas fiestas en nuestra comarca

- San Antonio Abad, San Antón, Se celebra el 17 de enero. Famoso por sus milagros y abogado de los animales.

- San Sebastián, mártir cristiano. Se celebra el 20 de enero. Se invoca su ayuda en contra de las plagas de peste.

- La Virgen de la Paz, patrona de diversas localidades de la provincia, se celebra el 24 de enero.

- Los Santos mártires, Santa Julita y San Quiriquito, en Argamasilla de Calatrava. Se celebra el 29 de enero.

- San Blas, abogado de las afecciones de garganta, se celebra el día 3 de febrero.

La Candelaria en Puertollano

Por último, por su importancia en Puertollano, describiremos la tradicional Candelaria, que se celebra el día 2 de febrero.

La Iglesia, sitúa los antecedentes de la festividad de la Candelaria en la conmemoración de la presentación de Jesús en el templo y la Purificación de la Virgen. La ley judía exigía la presentación de los hijos varones en el templo a los 40 días del nacimiento (coincidiendo este periodo con el nacimiento de Cristo). Su denominación, La Candelaria, procede de las velas, llamadas candelas que los fieles portaban; posteriormente, y con afán de cristianizar aun más esta fiesta de origen pagano, muchos de los templos se consagraron a la advocación de la Virgen de la Candelaria.

Comenzaba la celebración, las vísperas, el día 1 de febrero, con la preparación de la leña. Generalmente, procedía de la poda de los árboles y del olivar, aunque subyacía la idea de quemar y destruir todos los enseres viejos y prendas inservibles, para comenzar la nueva época de ciclo agrícola, sin malos influjos, purificando así, la vida familiar y las próximas cosechas.

Al regreso de los hombres de las tareas del campo, o de los quehaceres de distintos oficios, se prendían las Candelas. Al contrario del resto de hogueras, que eran únicas; en nuestra localidad, se prendieran multitud de ellas de carácter vecinal y familiar.

En las ascuas se preparaban y compartían las viandas de la temporada, generalmente productos de la matanza; morcillas, chorizos, panceta etc., sin olvidar las patatas; todo ello regado con vino, limoná y refrescos.

Los ancianos, al consuelo de la lumbre, relataban antiguas historias y chascarrillos. Las mujeres cantaban canciones antiguas y los más jóvenes se divertían con juegos e importunando a las mozas, con el atajar la calle, con el pilla, pilla...

Era práctica obligada bailar alrededor de la hoguera, los tradicionales corros. Se pretendía así, prendidos de la mano y en torno al fuego, ahuyentar los malos espíritus y las malas influencias.

Concluía la celebración, ya bien entrada la madrugada, las mujeres y los niños, arreglaban la calle y recogían los rescoldos para los braseros.

Cierto es, que la Candelaria, estuvo a punto de desaparecer; aunque allá... por los años noventa, la Agrupación Folklórica Virgen de Gracia, rescató esta celebración, en el magnífico entorno de la plaza del Duque.

Afortunadamente y a partir de esa recuperación, se ha revitalizado gracias a la iniciativa de diversos colectivos, al apoyo decidido de la ciudadanía y a la contribución del consistorio.

En este cuarenta aniversario, vuelven a retomar su Candelaria, en la Plaza del Duque.

Desde la agrupación felicitan "a todos, por haber potenciado esta tradición tan nuestra. Invitados quedan todos nuestros convecinos".

Los santos de invierno - la fiesta de la Candelaria

Las primitivas tribus que habitaban el planeta, rendían homenaje a la llama purificadora, a los atávicos espíritus del fuego para alejar las energías negativas y conseguir la fertilidad de la tierra. A lo largo de la historia, la iglesia católica ha cristianizado los ancestrales ritos de los periodos agrarios; nacen así, las distintas fiestas religiosas de ciclo anual que perduran hasta nuestros días.

Pasada la navidad, durante los meses de enero y febrero, el santoral católico, ha consagrado fiestas a distintas advocaciones. Todas ellas tienen como elemento común el encendido de hogueras; Los llamados “Santos de invierno”. El esquema o patrón de la celebración, es prácticamente igual en todas las localidades donde se efectúan…. Hogueras, luminarias o candelarias, son las distintas denominaciones de la lumbre y tienen en común el culto a sus Santos Protectores. El encendido se realiza la noche de vísperas y se ponen bajo su protección cofradías de agricultores y ganaderos.

Generalmente, las hogueras se realizan junto a las ermitas de los santos venerados. Si éstas, se encuentran alejadas de la población, los festejos se efectúan en las afueras, cerca del camino que conduce al santuario. En los pueblos mayores, es frecuente que los barrios se llamen como el santo a celebrar, por encontrarse en él su capilla. Así pues, del evento se encargan, los vecinos de la zona, creándose comisiones para organizar los actos festivos, bajo la supervisión del cura.

Cada Santo tiene establecidas diferentes abogacías e invocaciones de ayudas. Y para cada uno de ellos, se realizan distintas confituras tradicionales (panecillos, roscas, etc.,); ...bendecidas por el sacerdote, se ofrecen a los fieles a cambio de un donativo de caridad, de ahí, las famosas “caridades”. Estas confituras, se ofrecen a personas y animales, para que el patrón preserve su salud.

Fuente: AGRUPACION FOLKLORICA VIRGEN DE GRACIA