Puertollano

Buscamos información y fotos de sus instalaciones

La corta memoria del desaparecido Hotel Royal, un hotel de lujo en Puertollano

Estaba muy bien dotado porque sus instalaciones tenían habitaciones cómodas y confortables con calefacción, baño y teléfono, e incluso tenían un coche para servicio del hotel y de sus clientes

La Comarca

19/01/2019

(Última actualización: 20/01/2019 09:54)

Imprimir

La Comarca de Puertollano publicaba el pasado 26 de agosto un artículo de historia firmado por José Domingo Delgado Bedmar en el que recordábamos uno de los hoteles emblemáticos de nuestra ciudad, como es el ya desaparecido Hotel Royal, con una fotografía tomada por José Rueda en el año 1959 podemos verla en el tramo comprendido entre Talavera Baja y Teniente Giraldo.

A pesar de que en ese año el hotel ya no existía sí comentaba nuestro historiador que sus dependencias se usaban ya como casa de vecinos y almacén de frutas, sin más información al respecto ya que no hay ni muchos más datos ni fotografías del mismo.

Pero esta publicación ha llegado hasta Pedro J. Antero Camacho Rivera, nieto mayor del dueño o gerente del antiguo Hotel Royal, Antero Rivera Ramos, para intentar contactar con alguien que pudiera tener algún texto, comentario o información gráfica que haga referencia al hotel a través de nuestro digital.

Por ese motivo trasladamos a nuestros lectores esta petición y, al mismo tiempo, damos cuenta de la información que nos remite en su carta con datos hasta ahora desconocidos.

Después de llegsr s Puertollano procedentes de Pozoblanco, donde también habían regentado anteriormente el Hotel San Vicente, “mantuvo este hotel con su esposa Vicenta Cabezuelo y sus cuatro jóvenes hijas hasta la guerra. Cuando tuvo que emigrar a La Torre de Juan Abad, pueblo natal de mi abuela, donde pasaron el resto de la guerra. Acabada esta, se establecieron en Valdepeñas dirigiendo "La Fonda San Vicente" y un almacén de carbón "Carbones Rivera".

Según me contaba mi madre, Antero era un industrial estimado y de prestigio en el Puertollano de aquellos tiempos, al parecer el hotel estaba muy bien dotado, con unas instalaciones que hacían sus habitaciones cómodas y confortables con calefacción, baño y teléfono. Incluso tenían un coche para servicio del hotel y sus clientes. Era un hombre muy querido entre sus empleados, eso le salvó la vida cuando al comienzo de la contienda civil lo detuvieron unos milicianos como a algunos otros, solo por ser empresario.

Poseo algunas fotografías de aquellos años, pero no tengo ninguna del Hotel Royal. Me gustaría contactar con alguien que pudiera tener algún texto, comentario o información gráfica que haga referencia al hotel o a mi abuelo, concluye.

Por este motivo recordamos a nuestros lectores que pueden remitirnos la información o fotografías que puedan tener sobre este hotel al correo electrónico redacción@lacomarcadepuertollano.com.