Región

Irrumpe en la campaña para exigir un salario mínimo de 1.000 euros al mes

CCOO pide a los castellano-manchegos que no compren este martes en las rebajas del textil

El sindicato repartirá a lo largo del día en los centros comerciales La Abadía y Luz del Tajo y en la calle Ancha de la capital regional folletos informativos sobre la deplorable situación laboral y los bajísimos salarios de las trabajadoras del sector. “Usted puede ayudarnos con un simple gesto: hoy no compre”

En Castilla-La Mancha hay más de 2.000 mujeres trabajando en el textil-confección, la mayoría en la economía sumergida; y las pocas amparadas por el convenio colectivo sólo llegarán este año a los 900 euros brutos al mes gracias a la subida del Salario Mínimo Interprofesional

La patronal y la UGT firmaron el septiembre un pacto privado de eficacia limitada que perpetúa la precariedad y los salarios de miseria en el sector, muy por debajo de los 14.000 euros anuales establecidos en el AENC. CCOO ya ha anunciado que lo impugnará ante la Audiencia Nacional y ha puesto en marcha una campaña sindical de movilizaciones “que no parará hasta conseguir que las trabajadoras tengan el convenio que se merecen”

La Comarca

14/01/2019

(Última actualización: 15/01/2019 16:24)

Imprimir

La inmensa mayoría de las más de 2.000 personas que trabajan en el sector textil en CLM son mujeres. Casi todas, en una proporción de cinco a uno, trabajan en la economía sumergida, en muchos casos sin alta en la seguridad social ni convenio de referencia. Y las pocas amparadas por el convenio colectivo estatal del sector sólo llegarán este año a los 900 euros brutos al mes gracias a la subida del Salario Mínimo Interprofesional.

“Detrás del glamour de las pasarelas y de los grandes diseñadores hay una industria de textil-confección; y esta industria tiene una trastienda que no se explica, que se mantiene oculta: una trastienda de ausencia de derechos y de salarios bajos que afectan sobre todo a las mujeres; porque son mujeres las que están sentadas en las máquinas de coser o planchar”, denuncia María Jesús Fernández, responsable de Mujer de CCOO-Industria en Castilla-La Mancha.

El pasado mes de septiembre, la patronal y la UGT, que no tiene la mayoría sindical en el sector, firmaron un acuerdo de eficacia limitada que establecía una subida del 3% sobre las tablas salariales del convenio general del sector.

“Con la subida del 3% de ese pacto privado, el salario mínimo intertextil para este año sería de 877,52. Ha sido la subida del Salario Mínimo Interprofesional, fijado por el Gobierno en 900 euros, el que supone una subida en el sector 5,7%. Pero aun así, seguimos sin llegar a los 14.000 euros que establece del pacto para el empleo y la negociación colectiva (AENC) firmado por patronal y sindicatos”, recalca Fernández.

CCOO ya ha anunciado que impugnará ante la Audiencia Nacional el “pacto privado” suscrito por la patronal y la UGT; pero, además, ha puesto en marcha una campaña sindical “para conseguir que las trabajadoras tengan el convenio que se merecen”.

Ya el pasado 24 de octubre, las delegadas de CCOO de la comarca se manifestaron en Ontinyent, donde la Confederación Europea de la Industrial del Textil y la Confección celebraba su convención anual, Euratex 2018.

Mañana habrá manifestaciones y concentraciones en Madrid, donde acudirá una representación de CCOO-Industria CLM encabezada por su secretario general, Ángel León, y en las comunidades de España con mayor presencia de la industria textil-confección, Catalunya, Valencia y Galicia-.

Simultáneamente, en Toledo y en el resto del país de pondrá en marcha una campaña informativa “que consiste en dar a conocer la situación de las trabajadoras y los trabajadores textiles, repartiendo en mano a los consumidores, en las calles y centros comerciales, folletos informativos sobre la situación laboral en el sector”.

“Apreciados consumidor y consumidora, nos dirigimos a ustedes porque queremos que con su compra sean conscientes de que las personas que trabajamos en el sector textil no llegamos ni a mileuristas. ¿Le sorprende? Pues es así, por eso hoy nos movilizamos por toda España, en las puertas de los comercios de las principales marcas de moda. Queremos que nos ayude. Es sencillo, no le vamos a pedir dinero, no les vamos a pedir que haga ningún trabajo ni ningún esfuerzo. Solo le pedimos que hoy no compre”.

“(…) Las prendas que a usted le gustan hoy están fabricadas con la máxima calidad, con todos los controles y garantías excepto una: Nuestros salarios de miseria (…) Ya nos hemos cansado y por eso estamos en la calle reclamando un salario digno, al menos un salario mileurista. Usted puede ayudarnos con un simple gesto: hoy no compre”, explica el folleto, que lleva por rótulo “Rebajas de invierno, primaveras sin derechos” y que incluye los logos de los comercios y marcas del textil más conocidos del país.