Puertollano

Se trata de un delito de alzamiento de bienes

Tres años de cárcel para una persona en Puertollano por esconder maquinaria que debía ser embargada

El condenado la compró en 2007 por valor de 110.459,10 euros con pagarés que resultaron impagados a su vencimiento, por lo que la justicia ordenó la devolución del dinero y el embargo de la maquinaria

La Comarca

20/12/2018

(Última actualización: 22/12/2018 14:43)

Imprimir

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a tres años de prisión por un delito de alzamiento de bienes a una persona que escondió maquinaria que debía ser embargada en Puertollano. También le ha sentenciado a inhabilitación especial de su derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, a 20 meses de multa con una cuota diaria de 12 euros más y a la obligación de indemnizar a la empresa afectada con una cantidad de 110.459,10 euros más intereses legales.

Los hechos

El condenado responde a las iniciales J.A.A.F., es mayor de edad y cuenta antecedentes penales cancelados. En fecha no determinada, pero anterior a febrero de 2007, actuando como administrador de la mercantil Carnes del Campo de Calatrava SL, celebró un contrato de compraventa mediante el cual adquirió distinta maquinaria industrial a otra empresa, emitiendo para ellos varios pagarés que resultaron impagados a su vencimiento.

El 2 de julio de 2008, el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Puertollano condenó a J.A.A.F. al pago de 110.459,10 euros más intereses legales y costas del procedimiento. El mes de noviembre del mismo año la empresa afectada presentó una demanda instando a la ejecución de la citada sentencia, relacionando como bienes conocidos del acusado la maquinaria vendida. El 12 de diciembre de dicho año se dictó auto acordando el embargo de cualquier saldo, crédito o bienes y derechos para el pago de las cantidades reclamadas.

Así las cosas, el condenado, conocedor del procedimiento civil en curso y con ánimo de distraer los bienes del embargo, ocultó la maquinaria adquirida, resultando imposible la práctica del embargo acordado.